June 2009

Un legado de logros y fallas

PHOENIX — El
anuncio del inminente retiro de Don Fehr como jefe de la Asociación de
Jugadores
ha llamado la atención, por el simple hecho de ser una figura tan
poderosa en el béisbol…hasta algunos dirían que el de más influencia.

La verdad
es que Fehr y el anterior director ejecutivo del sindicato, Marvin Miller, han
creado una entidad que les ha dado un sinnúmero de beneficios a sus clientes,
es decir a los jugadores de Grandes Ligas, en los últimos 45 años. Hay que
reconocerle eso. Cuando se habla de agencia libre, pensiones, salario mínimo y
otras protecciones, la Asociación de Jugadores de MLB es la envidia de sus
homólogos de los otros deportes norteamericanos.

Pero hay un
lado negativo de todo este poder que acumuló el sindicato. No hablo de la
resistencia de hace unos años de aceptar pruebas por esteroides, ni tampoco
pruebas por drogas ilegales “recreativas”.

Para mí,
hay un solo tema en que quisiera que el sindicato cambiara su postura: El tope
salarial.

Este
conflicto, que esencialmente fue la causa de la huelga de 1994-95, ha tenido a
mi juicio terribles consecuencias en el béisbol.

El béisbol
de Grandes Ligas, diferente a la NBA y otros deportes de aquí, no goza de un
equilibrio competitivo, y se debe a la falta de un tope salarial en el que
todos los equipos tengan igualdad de condiciones económicas para competir.

En la NBA,
es lo mismo ser fanático de San Antonio (ciudad pequeña) Spurs que de los
Knicks de Nueva York (últimamente ha sido mucho mejor, por cierto, para los
texanos).  Hay igualdad de condiciones.
Si fuera como el béisbol, hace muchos años el estelar Tim Duncan hubiera
abandonado el “mercado pequeño” sin recursos para pagarle para irse a Boston
Celtics, Nueva York, Los Angeles Lakers o Chicago Bulls.

En Grandes
Ligas, no es lo mismo ser fanático de los Piratas que de los Yankees. La falta
de un tope salarial hace que los Nueva York, Boston, Los Angeles, etc., tengan
una ventaja injusta sobre la mayoría.

Y se debe a
la falta de un tope salarial. ¿Acaso los ligamayoristas no seguirían siendo
supermillonarios con un tope? Claro que lo serían. La renuencia del sindicato
de aceptar un tope desnaturaliza el béisbol.

Para mí,
ése será el legado de Don Fehr. ¿Cambiará la posición del sindicato bajo el
mando del que se espera que tome las riendas del gremio, Michael Weiner? La
historia nos dice que no. Pero ahora falta que el nuevo jefe haga historia y
cambie eso para bien de nuestro querido deporte del bate y la bola.

Hasta
la Próxima, Desde el Desierto

 

 

 

 

Será un mal necesario

PHOENIX -
Sammy Sosa (aparentemente), Alex Rodríguez y 102 ligamayoristas más dieron
positivo en lo que supuestamente eran pruebas confidenciales por dopaje en el
2003, como parte de un nuevo acuerdo colectivo entre los dueños y la Asociación
de Jugadores en ese tiempo.

Es
deplorable el hecho de que se hayan filtrado estos dos nombres…latinos y
dominicanos por cierto (si consideras a Alex dominicano, como él mismo y la
mayoría de sus compatriotas, por su tanta vivencia en la isla con su familia de
San Juan de la Maguana). Como parte del acuerdo mencionado anteriormente, la
Asociación de Jugadores tenía entendido que nada de esto saldría nunca a la luz
pública. ¿Quién pudo haber sabido que seis años después, se haría tanto daño?

¿Ahora se
imaginan la cantidad de peloteros, del pasado y del presente, desde los “don
nadie” hasta las superestrellas, que tiemblan y se preguntan cuándo será
filtrado su nombre un día de estos?

Sea el que
sea el motivo de esto–un periodismo “vigilante”, un mal manejo de la lista
relacionado con el caso BALCO o el hecho de dicha lista estar finalmente en
manos irresponsables–este caso se ha disparado al punto de lo ridículo. No es
justo para Sosa y A-Rod, ni tampoco para los otros 102.

¿Deberían
revelarse los otros nombres en la lista? Tengo que opinar que sí, porque de lo
contrario vamos a estar en zozobra todo el tiempo esperando el próximo nombre
filtrado a la prensa.  ¿Nos dejarían con
la boca abierta esos nombres? No me cabe la menor duda. Pero es un mal
necesario.

Hasta la
Próxima, Desde el Desierto

 

 

Señalado el Bambino del Caribe

PHOENIX -
Bueno…cayó otro nombre, ahora uno de los mejores jonroneros de todos los
tiempos y un colosal del béisbol latinoamericano y sobre todo en la República
Dominicana.

Sammy Sosa
ha sido citado
como uno de los 104 jugadores de Grandes Ligas que dieron
positivo por dopaje en un programa de pruebas supuestamente confidencial. Ahora
van dos revelados, Sosa y Alex Rodríguez.

Una vez
más, amigos lectores, les pido sus opiniones en el blog de LasMayores.com.

Favor de
dejar sus comentarios en la sección abajo, “comments”.

Hasta la
Próxima, Desde el Desierto.

Ibáñez molesto por acusaciones de uso de esteroides. ¿Qué opinas?

El guardabosque de los Filis Raúl Ibáñez promete tomar acciones contra la gente que especule que su impresionante producción esté ligada con el uso de drogas para mejorar el rendimiento.

Según un informe publicado, Ibáñez no permitirá más insinuaciones como las que aparecieron en un blog del Internet.

¿Qué piensan ustedes?

El otro lado de la moneda

El cerrador de los Filis, luego de una temporada “perfecta” en el 2008,
sufrió una lesión en la rodilla que lo tiene en la lista de lesionados.

 

Claro está que Brad Lidge ha tenido una temporada de altibajos hasta
ahora, pero últimamente venía lanzando muy bien por los campeones.

 

Filadelfia ha pasado la mayor parte de esta temporada sin muchas
lesiones; estuvo fuera un tiempo el dominicano Pedro Féliz, y no se sabe si el
derecho Brett Myers podrá volver a lanzar (el dominicano Antonio Bastardo ha
lucido muy bien en la rotación, por cierto).

 

Pero nada que ver con lo que han tenido que enfrentar los Mets, con José
Reyes, Carlos Delgado, Brian Schneider, Ryan Church, J.J. Putz, Angel Pagán y
Oliver Pérez–entre otros–fuera de acción en algún momento del 2009.

 

Ahora le toca a los Filis una lesión de una figura clave. Ryan Madson,
el cerrador mientras tanto, ha lanzado buena pelota por Filadelfia, pero quién
sabe cómo le irá como taponero.

 

Los Mets reciben a los Filis para una serie de tres juegos en Queens en
esta semana. Estos choques y en sentido general las próximas semanas demostrarán qué
tanto podrán los campeones lidiar con las lesiones, como lo han hecho todo el
trayecto los de Queens.

De lo más alto a lo más humilde

PHOENIX — La noticia de que Fausto Carmona fue enviado por los Indios a la Liga de
Novatos de Arizona
, cerca de aquí por cierto, cayó como un balde de agua fría.

 

Pero tampoco fue una gran sorpresa.

 

En sus últimas tres aperturas, el derecho dominicano llevaba efectividad
de 19.64, venía de recibir muchos palos de los Mellizos de Minnesota y en
sentido general se había visto muy descontrolado y sin comando.

 

La historia de Carmona en la Gran Carpa siempre ha sido interesante,
desde su año de novato en el 2006. En ese entonces, el joven estuvo entre
abridor y relevista, y cuando los Indios–un equipo “pobre”–enviaron al cerrador
Bob Wickman a los Bravos, Cleveland trató de que Carmona fuera su taponero, con
resultados desastrosos. En dos juegos de una serie vs. los Medias Rojas–un
equipo “rico” de tanto glamour– el derecho fue castigado por su compatriota
David Ortiz y luego por Mark Lorretta, dejado en el terreno en escenas que dieron
lástima para el joven pitcher y la Tribu.

 

Sin embargo, a un solo año de eso, Carmona se convirtió en uno de los
mejores abridores de la Liga Americana, con un nuevo control y un sínker
envidiable, ganando 19 partidos y casi llegando a la Serie Mundial con los
Indios (derrotados por Boston, por cierto, en playoffs). Dicha actuación le
valió un nuevo contrato con la Tribu y muchas expectativas para el futuro.

 

En el 2008, vino una lesión y Carmona se vio limitado a 22 aperturas, en
las que ganó 8 y perdió 7, pero con efectividad de 5.42 y, más preocupante aún,
70 bases por bolas en apenas 120.2 innings (comparado con solamente 61
pasaportes otorgados en 215.0 entradas en su excelente temporada del 2007).

 

Este año ha seguido la tendencia hacia el descontrol, ya que el
dominicano ha regalado 41 bases en sólo 60.2 episodios, rumbo a un récord de
2-6 y efectividad de 7.42 en 12 presentaciones con los Indios.

 

Definitivamente, a Carmona le hace falta algún tipo de cambio de
ambiente y de orientación para reponerse. Talento le sobra, los Indios saben
eso desde hace mucho tiempo. Han invertido mucho en él, y ahora a Cleveland le
toca ser paciente y a Carmona demostrar la voluntad de aprender de nuevo.

Ojalá.

 

Hasta la Próxima, Desde el Desierto.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.