El “Rey” y las injusticias de siempre

hR9uBJtP.jpg

PHOENIX – Es bien interesante lo planteado por el colega
Eric Núñez acerca del Cy Young
de la Liga Americana y las posibilidades o no
del venezolano Félix Hernández, de los Marineros. Básicamente el argumento es
que “El Rey Félix” merece el premio si uno analiza los números ahora mismo, a
pesar de no tener un récord positivo como en los casos de David Price y CC
Sabathia, los dos favoritos para ganar el galardón.

Eso de los premios individuales se basa mucho en las
victorias, sean las colectivas de un equipo en el caso del Jugador Más Valioso
(con pocas excepciones) o las individuales de los pitchers en la lucha por el
Cy Young. Claro, para los lanzadores puede ser injusto que los triunfos sean
tomados tan en cuenta por los votantes, en lugar de otros números que reflejan
más el dominio de un pitcher, como los innings lanzados, los ponches y los hits
permitidos, entre varios otros.

 Se recuerdan varias temporadas en que los ganadores del Cy
Young se quedaron con el premio por su cantidad de victorias, por encima de
otros candidatos que parecían tener más méritos. Dos ejemplos que vienen a la
mente son Bob Welch (27 triunfos) por encima de Roger Clemens en 1990 y Barry
Zito (23 victorias) sobre Pedro Martínez en el 2002.

 Un caso extremo que recuerdo muy bien es el de 1987, cuando
bien se pudo haber hecho argumentos a favor de un lanzador con récord perdedor
en un equipo mediocre. Pero no se trata de un pitcher cualquiera, sino de nada
más y nada menos que el Salón de la Fama Nolan Ryan.

 En aquella temporada, en la que se dispararon mucho los números
ofensivos (se decía que la bola estaba “cargada” y caminaba mucho), Ryan fue
líder de la Liga Nacional en efectividad (.276) y ponches (270) en 211.2
entradas y 34 aperturas , permitiendo apenas 154 hits. Pero no fue convocado al
Juego de Estrellas y sus Astros de Houston terminaron con marca de 76-86. ¿Y
el récord de Ryan? ¡8-16!

 A sus 40 años tuvo esa clase de campaña, y por supuesto su
nombre no estuvo ni cerca del líder en las votaciones para el Cy Young. Terminó
quinto, sin un solo voto para el primer lugar. El ganador fue el taponero de
los Filis, Steve Bedrosian, quien salvó 40 juegos y tuvo efectividad de 2.83.

 Claro, éste fue un ejemplo extremo, pero demuestra que la
situación de Félix Hernández es algo que se ha visto en el pasado, y que se
verá en el futuro. Así es la naturaleza de los premios individuales, por bien o
por mal.

 Hasta la Próxima, Desde el Desierto

 

 

 

1 Comment

No todo en esta vida es justo; y si bien es importante el reconocimiento, es mas importante la satisfaccion personal de saber que das lo mejor de ti y que haces un buen trabajo.
Creo que Hernandez lo sabe y por eso da lo mejor de el

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: