Mellizos lo han superado todo para triunfar

23Hekm4P.jpg

PHOENIX – Cuando se habla de equipos que hacen más con menos, el primero en la lista es sin dudas Tampa Bay, que lucha tú a tú con los Yankees con una nómina bien discreta.

Pero para mí, el caso más llamativo de un equipo que ha triunfado con muchos factores en su contra es el de los Mellizos de Minnesota.

Sí, es cierto que con el nuevo estadio, el Target Field, han incrementado sus ingresos y por eso han podido firmar a largo plazo a Joe Mauer y a Justin Morneau, los dos pilares del lineup. Y antes de eso, habían fichado por varios años al cerrador Joe Nathan.

Ahora bien, llegando al 2010 contaban precisamente con esos tres para llevarlos a otro título divisional. Y si alguien hubiera dicho que sin Nathan (se perdió toda esta temporada) y Morneau (no juega en más de dos meses, debido a una contusión cerebral) Minnesota estaría cómodo en la cima de su división, nadie se lo hubiera creído. Nadie, menos los propios Mellizos.

El manager Ron Gardenhire y la gerencia han sabido lidiar con las limitaciones económicas y la ida de estelares desde hace casi una década. Johan Santana, Torii Hunter, Cristian Guzmán, David Ortiz (antes de convertirse en Big Papi de verdad), Eddie Guardado y Jacque Jones son sólo algunos que se han ido del equipo para ganar más dinero en otro lado.

Ahora sin Nathan y Morneau, han dado la cara nombres como Jon Rauch, Jason Kubel y Michael Cuddyer. Y de manera bien astuta, Minnesota ha agregado este mismo año a Brian Fuentes y a Matt Capps para reforzar el bullpen.

En la rotación, Carl Pavano (el mismo que no hizo nada por los Yankees) se ha convertido en un as, y gracias a la paciencia de Minnesota y la persistencia del propio lanzador, Francisco Liriano ha regresado en grande. Y eso, que los Mellizos han tenido que mover las fichas con lesiones de Nick Blackburn y Scott Baker, entre otros.

Me parece increíble que Pavano y Liriano estén al frente de un cuerpo monticular que podría llevar a un equipo a tener mejor récord que los Yankees en la Americana. Pero así es. Los Medias Blancas, con todo y Jake Peavy (lesionado), la adquisición de Edwin Jackson y por supuesto la de Manny Ramírez, no están ni cerca de los Mellizos en la División Central de la Liga Americana.

A Minnesota no se le va nada en este negocio. En los últimos nueve años (presumiendo otro título divisional en esta temporada), habrá ganado su división seis veces–sin contar el 2008, cuando el equipo quedó corto en un desempate con Chicago.

Ahora lo que falta ver es si los Mellizos podrán pasar de la primera ronda; solamente en el 2002 pudieron ganar una serie divisional, contra Oakland. Desde entonces, han perdido cuatro series seguidas, tres de ellas a manos de los Yankees, incluyendo en el 2009. Tal vez la ventaja de local (en ese frío de Minneapolis jugando al aire libre) los ayude, ya que todo luce indicar que Minnesota se medirá al ganador del comodín, en caso de terminar con mejor récord que Texas.

Pero pase lo que pase, impresiona sobremanera lo que ha logrado Minnesota con tantos contratiempos. Es una organización que sólo sabe ganar.

Hasta la Próxima, Desde el Desierto.

1 Comment

Walking in the presence of giants here. Cool tikhnnig all around!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: