Los juegos no se ganan estilo “fantasy”

PHOENIX – Como era de esperarse, ya hay pánico en Boston y la región de Nueva Inglaterra por la barrida propinada a los Medias Rojas a manos de los Rangers en la primera serie de la temporada. Digo que “era de esperarse” porque durante varios años residí en el estado de Connecticut y vi de cerca cómo reaccionan los fanáticos de los Patirrojos ante cualquier contratiempo de su equipo.

La verdad es que nadie puede saber cómo va a ser la temporada de un equipo determinado basándose en sólo tres partidos, como bien señaló el colega de The Associated Press, Eric Núñez. Pero también es cierto lo destacado por el compañero de MLB.com, Mike Bauman, quien dice que hay que echarle un ojo al pitcheo abridor de Boston, que fue masacrado por los formidables bates de Texas.

¿Y mi opinión personal? No puedo decir que los Medias Rojas vayan a ganar ni perder. Lo que sí puedo decir es que esa primera serie confirma una verdad que muchas veces olvidamos en el invierno, cuando se nos aguan los ojos con los grandes movimientos y los nombres sonoros: El béisbol no es un video-juego, donde una computadora decide a base de números y estadísticas cuál equipo va a ganar.

Por supuesto, Boston luce bien artillado con Carl Crawford y Adrián González agregados a lo que ya era un roster de mucha calidad. Pero recuerden que hace tres años Dave Dombrowski y los Tigres de Detroit hicieron algo similar, cambiando por el venezolano Miguel Cabrera y armando un lineup que en el papel lucía como todo un trabuco. Ahí está la clave: en el papel. Ese año los felinos perdieron sus primeros siete partidos y terminaron con marca de 74-88. El mayor culpable fue el pitcheo abridor.

Ahora los Medias Rojas tienen muchas cosas que definir, sobre todo el orden de bateo. Mucho se habló sobre la decisión de poner a Crawford de séptimo en el lineup. Jacoby Ellsbury y Dustin Pedroia parecen estar fijos como 1-2 en la alineación. En otras palabras, el personal de Boston, por más calidad que tenga en cuanto a nombres, en buen dominicano luce como “un sancocho”.

¿Y el pitcheo? Ahí está la interrogante. Si lanzan bien los Patirrojos, ganarán una buena cuota de partidos. ¿Josh Beckett y John Lackey? Como que está por verse qué tan confiables serán, sobre todo luego de un 2010 por debajo para el primero un pésimo comienzo del 2011 para el segundo.

¿Es hora de pánico en Boston? Claro que no. En la “Nación Medias Rojas”, siempre se exagera con lo negativo, a mí me consta eso. Pero si al fin y al cabo este equipo no cumple con las expectativas, será otro ejemplo de lo que todos sabemos y lo que algunos no quieren reconocer: una cosa es “fantasy”, donde se gana y se pierde a base de números individuales, y otra es deporte en equipo, donde se gana de verdad.

Hasta la Próxima, Desde el Desierto.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: