Medias Blancas sin respuestas

PHOENIX – El juego sin hit ni carrera del quisqueyano Francisco Liriano fue una gran noticia en el béisbol y, por supuesto, en la República Dominicana. Pero indudablemente fue también una demostración de lo mal que andan los Medias Blancas, un equipo que llegó al 2011 con muchas expectativas.

Liriano llegó a su salida vs. Chicago con efectividad de 9.13 y su temporada había sido un desastre hasta ese momento. Pero la mejor medicina para el zurdo, aparentemente, fue la anémica ofensiva de los Patipálidos, que están hundidos en la División Central de la Liga Americana ahora mismo.

Los números revelan mucho. Chicago se encuentra en el décimo lugar del Joven Circuito en carreras anotadas en el 12mo puesto en promedio colectivo. Del otro lado, los White Sox están en el undécimo lugar en efectividad de la Liga Americana, mayormente producto de un bullpen que no ha dado la talla.

En otras palabras, todo va mal en el sur de Chicago ahora mismo. Y es algo difícil de explicar, ya que cuentan con varios nombres de peso y no hay un exceso de lesiones. El boricua Alexis Ríos, Gordon Beckham y Adam Dunn están por el suelo. El resto del equipo no ha podido compensar la falta de producción de ese trío.

Hasta el pitcheo abridor ha sido mediocre, con Gavin Floyd (hasta cierto punto), Edwin Jackson y el as Mark Buehrle en temporadas por debajo hasta el momento. Y nadie sabe cuándo podrá integrarse a la rotación Jake Peavy.

El manager del equipo, el venezolano Ozzie Guillén, sabe hablar sin pelos en la lengua acerca de sus pupilos, pero su honestidad sólo revela la dura realidad de una organización que gastó muchos millones para firmar a Dunn y para retener primero a Ríos y luego a Paul Konerko. Se dice que el gerente general Ken Williams y el dueño del equipo Jerry Reinsdorf tenían planes de reconstruir el roster en invierno pasado, pero que al final decidieron invertir en veteranía para tratar de volver a las alturas del 2005, cuando fueron campeones de la Serie Mundial.

Claro, hay tiempo para recuperarse y meterse en la pelea por el título de su división. De hecho, el año pasado los Medias Blancas empezaron lento y para agosto ya estaban en plena lucha, antes terminar en el segundo lugar detrás de los Mellizos.

Si Dunn, Ríos y los demás empiezan a batear, habrá chance para los Patipálidos. Pero si siguen en este letargo, será una temporada bien larga para los White Sox, sin nada de qué reírse en el sur de Chicago.

Hasta la Próxima, Desde el Desierto

1 Comment

el unico mal que tiene este equipo es el tronco e yuca de manager que tienen mas malo no se puede ser hasta que willians no se llene de arrestos y lo mande a comer cayaca CWS no mejorara nada

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: