January 2012

Detroit se ve formidable…en el papel

PHOENIX – Todo el mundo quedó sorprendido con el anuncio del pacto de nueve años y US$214 millones otorgado a Prince Fielder por los Tigres de Detroit.

Claro, la sorpresa no fue un mega-contrato para Fielder, quien después del dominicano Albert Pujols fue el agente libre de más cartel en este invierno. Lo que pocos podían pronosticar era que serían los Tigres el equipo que se quedaría con los servicios de Fielder, quien ha conectado 230 jonrones en seis temporadas completas en Grandes Ligas con los Cerveceros.

Como todos saben, el proceso empezó cuando Detroit se enteró de que probablemente no juegue en el 2012 el venezolano Víctor Martínez, quien se lesionó la rodilla izquierda entrenando con miras a los entrenamientos. Gracias a los amplios bolsillos del dueño del equipo, Mike Illitch—un propietario agresivo a la hora de gastar su propio dinero en sus Tigres y sus Red Wings del hockey sobre hielo de la NHL—los felinos pasaron de estar buscando un refuerzo barato y a corto plazo a firmar al mejor agente libre disponible, y por muchos años.

Ahora los Tigres deben de contar con un lineup bien temible. Estamos hablando de Fielder, el venezolano Miguel Cabrera, Delmon Young, Alex Avila, el dominicano Jhonny Peralta y Brennan Boesch, entre otros.

En el pitcheo está la superestrella Justin Verlander—Cy Young y JMV de la Americana en el 2011—más Doug Fister, Max Scherzer y Rick Porcello para abrir. El bullpen se ve sólido con el trío dominicano de José Valverde, Joaquín Benoit y Octavio Dotel.

Aun después de la lesión de Martínez y antes de la adquisición de Fielder, los Tigres eran los favoritos para volver a ganar la División Central de la Liga Americana. Dicha condición se confirma con la firma de éste último, ¿verdad?

Todo el mundo diría que sí, y yo tampoco puedo afirmar lo contrario. Pero en el béisbol, lo único que sabemos es que realmente no sabemos nada hasta que los partidos se realizan en el terreno de juego.

Hay varias interrogantes con los felinos: ¿Cómo será la defensa de Detroit con Cabrera en la tercera y Fielder en la primera? De por sí, el cuadro interior de los Tigres no era el de más habilidad atlética. Ahora es menos con Cabrera en la antesala. Fue por algo que hace unos años el toletero dejó de jugar dicha posición. Y eso que, con el paso del tiempo, el venezolano es cada vez más corpulento (léase, con más libras).  Al lado de Cabrera estará el torpedero Peralta, quien no es conocido por su alcance en el campo corto, sobre todo a esta altura de su carrera. El dominicano Ramón Santiago y Ryan Raburn deben de formar un dúo sólido en la intermedia, al lado de Fielder, quien por más esfuerzo que haga por ser el mejor primera base posible, simple y llanamente no tiene mucha agilidad en la posición.

Antes de la firma de Fielder, el manager Jim Leyland había expresado que él y el gerente general Dave Dombrowski hablaron de un posible esfuerzo por agregarle velocidad y habilidad atlética al roster del equipo. La firma de Fielder es exactamente lo contrario. Cuando se le preguntó a Leyland sobre el particular en la rueda de prensa para presentar a Fielder como integrante de los Tigres, el capataz dijo lo siguiente, medio en broma y medio en serio: “Si le dan a la bola donde esperamos, podrán trotar.” Muy buena respuesta, pero no convence del todo.

Los Tigres de este año serán de mucho poder y de un sólido pitcheo abridor—aunque la rotación no es tan profunda como algunos piensan.

¿Será suficiente eso, sin otras facetas del juego?

Esta situación me recuerda un poco al invierno del 2007-08, cuando Detroit armó lo que se perfilaba como un verdadero trabuco. Adquirieron a Cabrera y a Dontrelle Willis de los Marlins y al colombiano Edgar Rentería de los Bravos. Llegando a la campaña del 2008 eran los fuertes favoritos de su división.

Fueron un desastre.

Un pésimo comienzo de la temporada puso el tono. Willis se desplomó por completo. Verlander lanzó bastante mal, al igual que Nate Robertson, Kenny Rogers y Jeremy Bonderman. Detroit terminó con marca de 74-88, bien lejos de la clasificación. Fue una lección que aprendemos casi todos los años: Los equipos no ganan campeonatos en el papel.

Ahora me pregunto si los Tigres del 2012 serán tan buenos como pintan en teoría.

Nueva realidad para Montero

PHOENIX – Por primera vez en bastante tiempo, de verdad escribo “Desde el Desierto”, es decir, desde mi hogar aquí en Arizona.

Como todo el mundo observó la semana pasada, los Yankees de repente han pasado de tener muchas interrogantes en torno a su rotación a contar con un superávit de pitcheo abridor, con Michael Pineda y Hideki Kuroda agregados al grupo que incluye también a CC Sabathia, el dominicano Iván Nova, el venezolano Freddy García, A.J. Burnett y Phil Hughes.

Mientras todo el mundo analiza la nueva realidad de los Yankees, hay que ver cómo será la situación del venezolano Jesús Montero en los Marineros. ¿Será el cátcher titular del equipo de Eric Wedge? ¿Lo pondrán en la receptoría de vez en cuando, bajo la tutela del veterano dominicano Miguel Olivo? ¿Será designado todo el tiempo?

Montero ha dicho en repetidas ocasiones que quisiera ser cátcher a nivel de Grandes Ligas, a pesar de las dudas acerca de sus habilidades defensivas detrás del plato. Lo que sí van a querer los Marineros, como era el caso de los Yankees, es que Montero esté en el lineup todos los días. El bateo del joven nunca se ha cuestionado. En Seattle lo más probable es que Montero se luzca como un bateador de canales, jugando en el espacioso Safeco Field.

Pero más allá de lo tangible en el terreno, estamos hablando de un ambiente totalmente distinto cuando se habla de Seattle y Nueva York. Ya todo el mundo sabe lo que es la Gran Urbe, con las tantas presiones y distracciones. Pero triunfar como Yankee tiene sus grandes ventajas, y hace apenas una semana y media Montero me expresó que se sentía bien contento al seguir en la organización de Nueva York, luego de tantos rumores de cambios en años anteriores. Lo he entrevistado varias veces desde el 2009, y siempre me dio la impresión de que tenía el temperamento indicado para convertirse en la próxima estrella de los Bombarderos del Bronx.

En Seattle, no habrá la presencia masiva de los medios como lo hay en Nueva York todos los días. Los Marineros tienen muchos años sin un alto perfil en Grandes Ligas. La ciudad queda lejos de todo en Estados Unidos y, por supuesto, los juegos allí comienzan muy tarde para la mayoría de los fanáticos en el resto del país.

En otras palabras, Montero va a comenzar de verdad su carrera en Grandes Ligas sin tantos ojos puestos en él como si estuviera en Nueva York. ¿Será un factor a su favor? ¿Será la “tranquilidad” de Seattle una ventaja o una desventaja?

Es una situación que me recuerda un poco al cambio de hace ocho años entre los Rangers y los Yankees que involucró a Alex Rodríguez y Alfonso Soriano. Mientras todo el mundo hablaba de A-Rod y su llegada a Nueva York, Soriano tuvo dos años bien productivos en Texas, en un equipo de mucho menos relevancia en ese entonces que los Yankees.

Sólo el tiempo dirá cómo responderá Montero con esta nueva realidad y oportunidad. Pero de nuestra parte, de repente existe la necesidad de ponerles mucho más atención a los Marineros en este 2012.

Programa de Novatos–sin precio

LEESBURG, Virginia – Ha sido bien interesante observar de cerca el programa Rookie Career Development, para los jóvenes que están a punto de subir a Grandes Ligas o que ya han saboreado algo de la vida en la Gran Carpa.

Ha sido maravilloso tener la oportunidad de ver el esfuerzo que hace MLB por orientar a estos peloteros en ascenso. Las sesiones se han conducido con mucha profesionalidad y con muchos recursos valiosos.

Desde expertos en manejo de la prensa, hasta pequeñas obras de teatro y la presencia de ex ligamayoristas de renombre, es bien redondo el trabajo realizado por la Oficina del Comisionado junto a la Asociación de Jugadores. Cuando dicen presente nombres como Rob Manfred de MLB y Michael Weiner del sindicato, se sabe que es algo que va en serio.

Aquí los peloteros aprenden a manejar sus finanzas. Aprenden a mantener a la distancia a fanáticos, fanáticas y “amigos” que no convienen. Aprenden a manejarse con profesionalidad con la prensa. Y aprenden a cuidarse del peligro de las drogas, tanto las recreacionales como las diseñadas para aumentar el rendimiento dentro del terreno.

Claro, son pocas personas en este mundo que se llevan de todos los consejos que reciben, por más acertados y sanos que sean. Yo no lo he hecho y en momentos he pagado el precio. Pero nadie puede decir que estos jóvenes no hayan escuchado lo indicado para orientarse.

“Es un programa muy bueno, es un programa de mucha enseñanza para todos los muchachos”, dijo el torpedero cubano del sistema de los Medias Rojas, José Iglesias. “Creo que es un programa muy divertido, pero a la misma vez con mucha información.”

Entre los ex peloteros que se encuentran aquí están el dominicano Miguel Batista, Jeffrey Hammonds, Rick Helling, Tony Clark, Bob Tewksbury y Dave Valle. Los paneles han sido bien interesantes, con anécdotas que sirven de ejemplo de lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer.

“Ellos saben mucho de béisbol, tienen muchos años aquí haciendo el mismo programa”, dijo el venezolano Jesús Montero, promisorio toletero de los Yankees de Nueva York. “La verdad es que hay que sacarle provecho a todas esas cosas que ellos dicen.”

Los jóvenes latinoamericanos han respondido en grande, expresando el valor que tiene para ellos participar en un evento de esta naturaleza. Ellos pretenden seguirles los pasos a otros ligamayoristas que han pasado por este programa como Derek Jeter, Alex Rodríguez, Alfonso Soriano, Neftalí Féliz, Vladimir Guerrero y Jim Thome, entre muchos otros.

“Es un programa muy bueno que enseña a uno desarrollarse, a aprender más sobre cómo asesorarse con la finanzas y el dinero de uno en el béisbol”, expresó el lanzador dominicano Alexander Colomé, del sistema de los Rays de Tampa Bay. “Nos asesoran bien para cuando uno llegue a las Grandes Ligas.”

“Me parece un programa maravilloso”, agregó el prospecto dominicano de los Reales de Kansas City, el derecho Kelvin Herrera. “Más o menos es cómo vivir la vida de Grandes Ligas en la manera económica y cómo manejarse con la prensa.”

En términos realistas, son pocos en esta programa los que tendrán carreras destacadas a nivel de la Gran Carpa—los puros números dictan esa realidad. Pero sí habrá un pequeño grupo que se hará un nombre relevante en Grandes Ligas. Será interesante ver cuántos de ellos se llevarán de lo que hayan aprendido aquí.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.