Béisbol con frío, lo menos indicado

DETROIT – El béisbol se hizo para jugar sin lluvias—y sin frío.

El béisbol se hizo para jugar en climas no extremos, con temperaturas entre moderadas y calurosas.

Las temporadas de antaño fueron tradicionalmente de abril a septiembre…con algo “extra” en octubre para decidir un campeón en la Serie Mundial.

Pero todos sabemos que con el aumento de la temporada regular de 154 a 162 juegos en 1961, la creación de los playoffs en 1969 y las expansiones de la postemporada en 1995 y este año, la campaña de Grandes Ligas se ha extendido a noviembre en algunas ocasiones.

De hecho, un potencial Juego 7 de la Serie Mundial del 2012 se realizaría el 1ro de noviembre.

¿Es lo más indicado esto?

A mi juicio, no.

Entiendo el aspecto económico. Entiendo los compromisos comerciales y de taquillería. Entiendo que hay que sacarle el jugo al producto.

Ahora bien, si vamos a tener temporadas maratónicas en ciudades norteñas como Detroit, por ejemplo, urgen estadios con techos removibles.

Hoy en día, con la tecnología disponible, no tiene sentido construir estadios fuera de Arizona y California sin techo removible. Vemos esa clase de protección en ciudades como Miami, Seattle, Houston y Milwaukee (los Diamondbacks también lo tienen en Arizona, por el extremo calor de verano).

En abril y octubre, hace mucho frío en Detroit, Pittsburgh, Cleveland, Minneapolis (Minnesota) y Milwaukee—ciudades norteñas y del Medio Oeste que pertenecen a la tradicional región industrial de los Estados Unidos.

Todos estos lugares cuentan con estadios modernos, ya que el más “viejo” de todos es el de Cleveland, inaugurado en 1994. No obstante, el único estadio del grupo con techo removible es el de Milwaukee.

Al llegar a Detroit para los Juegos 3, 4 y posiblemente 5 de la Serie Mundial del 2012, nos encontramos con temperaturas de 40 y pico Fahrenheit. Para los Juegos 3 y 4, se pronosticaban temperaturas de 36 y 37 grados de noche.

¿Es éste el ambiente indicado para decidir el campeón de una temporada de Grandes Ligas?

No creo.

Recuerdo bien la Serie Mundial de 1997 en Cleveland, donde los Marlins y los Indios tuvieron que lidiar con temperaturas de 30 y pico Fahrenheit, fuertes vientos y hasta un poco de nieve.

En los altos mandos del béisbol, hay presión para jugar una campaña cada vez más amplia y con partidos bien tarde Hora del Este, para acomodar las exigencias de la televisión. Todo eso es bien comprensible (aunque opino que es un castigo para los residentes de las regiones del Este…ése es tema para otro blog).

Pero a mi juicio, es de lugar proteger la integridad de la postemporada y la Serie Mundial con ambientes aptos para béisbol a fines de octubre y principios de noviembre, si así vamos a seguir con los calendarios.

Abogo por techos removibles. Sé que es costoso y que es un enorme proyecto de ingeniería y construcción. Pero tarde o temprano, nos llegará la consecuencia de no tenerlos en las zonas norteñas de Estados Unidos.

Habrá juegos con frío extremo, como aquí en Detroit. Tal vez haya partidos suspendidos por aguanieve en el Target Field de Minnesota; o por una avalancha en el Coors Field de Colorado; o por nevadas no tan raras en Cleveland.

Estoy convencido de que algún día pagaremos el precio de tratar de jugar al aire libre en esta época del año.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: