Vuelve a cuestionarse la entrega de Canó. ¿Será justo?

PHOENIX – Fue la comidilla del día lo expresado por el futuro Salón de la Fama, Mariano Rivera, acerca de su ex compañero de los Yankees, Robinson Canó.

World Series Phillies Yankees BaseballLos comentarios son parte de un libro del panameño, “The Closer”, por publicarse en los próximos días. El periódico New York Daily News dio a conocer algunos extractos del libro que incluyen lo que dejó a muchos con la boca abierta: Rivera, el mejor cerrador de la historia y ganador de cinco anillos con los Yankees, preferiría en la segunda base a Dustin Pedroia, de los Medias Rojas, por encima de Canó en un juego de vida o muerte.

“Si tuviera que ganar un juego, para mí sería difícil elegir a alguien por encima de Dustin Pedroia como mi segunda base”, manifestó Rivera en el libro, destacando lo duro que juega el fogoso pelotero de Boston.

Obviamente lo escrito por Rivera tiene que interpretarse, en cierto modo, como una crítica de Canó. El dominicano jugó los primeros nueve años de su carrera junto al istmeño, antes del retiro de éste. De su parte, Canó dejó Nueva York durante el invierno del 2013-14 para firmar un pacto de 10 años y US$240 millones con los Marineros.

Así se expresó Rivera acerca de Canó para explicar su “selección” de Pedroia en la intermedia:

“El muchacho tiene tanto talento, no sé ni por dónde comenzar. No hay dudas de que es calibre Salón de la Fama. Es sólo cuestión de si encuentra la entrega que se necesita para llegar hasta ahí.

“No creo que Robby tenga ese fuego para ser el mejor…no se le ve esa pasión al rojo vivo que se le ve a la mayoría de los jugadores élite”.

Si se trata de una comparación entre Canó y Pedroia en los puros números, el dominicano gana esa partida de manera relativamente fácil. Andrew Marchand de ESPNNewYork.com expone eso muy bien en su columna, que precisamente es para argumentar que Rivera se equivoca al elegir a Pedroia por encima de Canó.

Pero como también expresa Marchand y otros reporteros—y como digo yo también—Rivera estuvo en medio de todo con Canó durante esos nueve años. Los números dicen mucho, pero como siempre, no cuentan toda la historia.

Jamás cuestionaría lo observado por un pelotero que está en el bullpen, en el dugout, en el clubhouse (en horarios sin la prensa) y en todo lo demás donde los de fuera—incluyendo a los reporteros—simple y llanamente no están presentes.

Tampoco voy a poner un argumento aquí de quién es “mejor” entre Canó y Pedroia. Son dos peloteros distintos que aportan mucho a sus respectivos equipos. En otro momento podría hacerse un análisis exhaustivo…pero hasta eso no definiría el debate de una vez por todas.

Lo que sí voy a cuestionar es que todos tengan que encajar en un modelo para ser considerados “entregados” o “fogosos” o, en el argot beisbolero, gamers. La idea es que si un pelotero no se ve con una mala mirada, no grita mucho, no choca con una pared a toda velocidad o hasta no es lo suficientemente “sangrón” (en buen mexicano), tiene menos deseo de ganar o de progresar a nivel individual.

Siempre me ha chocado el concepto de que un atleta tiene que ser de ese molde para ser considerado un jugador con “fuego competitivo” o entrega para triunfar. Todo el mundo es diferente. Todo el mundo se expresa distinto con sus palabras, su forma y su estilo.

Claro, el “joseo” de Canó ha sido cuestionado en algunos momentos. En el 2008 el manager Joe Girardi lo sacó de un juego por no correr duro hacia la primera al dar un rodado. Esta primavera el coach de bateo de los Yankees, Kevin Long, tocó ese mismo tema al referirse al dominicano.

Ahora bien, ¿es Canó un ganador? En siete de sus nueve años con Nueva York, lo Yankees clasificaron para los playoffs. Por supuesto, Canó estuvo rodeado de mucho talento en esa época, pero el dominicano fue parte íntegra de aquellas ediciones de los Bombarderos. Canó manejó el último out de la victoria de los Yankees en la Serie Mundial del 2009. Y recuerden que el año pasado, rodeado de mucho menos talento en Nueva York, terminó con 27 jonrones, 107 empujadas y OPS de .899 mientras los diezmados Yankees se mantuvieron en la pelea hasta mediados de septiembre.

En Seattle, Canó no ha tenido un inicio espectacular. A esta altura de su carrera, nadie sabe cómo seguirá produciendo. Pero el punto es el siguiente: ¿Ha dado lo mejor de sí Robinson Canó en su carrera? Sólo lo sabe él mismo. La mejor pregunta es ésta: ¿Aceptarías lo que ha dado Robinson Canó si fueras manager de Grandes Ligas? Todos sabemos la respuesta.

No todo el mundo es igual, ni encaja en la imagen que hemos creado para los atletas. Creo que es hora, después de tantos años, de aceptar lo que es Robinson Canó, su estilo y lo que ha brindado en el terreno de juego. Y punto.

2 Comments

Repito mi respuesta:

Cano es ayudante. No llega a líder. Hace su trabajo a su ritmo, no incentiva, no josea. Pero es millonario…….Estoy de acuerdo con los Yankees en no contratarlo a ese precio.
By José Manuel on February 19, 2014 1:51 pm

Canó es un excelente bateador y un pésimo corredor de bases. Aquí lo vimos durante nueva años corriendo con flojera las bases cuando bateaba roletas difíciles de atrapar en el campo corto. Cuantos jonrones lleva con los Marineros?.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: