Volvió la fiesta venezolana con Gigantes vs. D-backs

PHOENIX – El viernes en el Chase Field de Arizona, Gerardo Parra y Grégor Blanco conversaban antes del inicio de una serie de tres juegos entre los Diamondbacks y los Gigantes.

Miguel Montero, Pablo Sandoval¿De qué hablaban? Entre otras cosas, la gran cantidad de venezolanos presentes no sólo en los rosters de ambos equipos, sino también en las alineaciones titulares.

“Comentábamos que era un Caracas-Magallanes, un Caracas-La Guaira, un Caracas-Las Aguilas”, relató el venezolano Parra sobre la plática con su compatriota Blanco.

No era para menos. Ese día, hubo un total de nueve titulares venezolanos en el partido entre Arizona y San Francisco. Y cuando Juan Carlos Gutiérrez entró en relevo en el cierre del octavo episodio, se elevó a 10 participantes venezolanos en el encuentro para empatar una marca establecida por estos dos equipos el pasado 9 de abril en San Francisco.

“Tantos venezolanos juntos entre dos equipos no es nada fácil. Creo que es algo indescriptible”, comentó Blanco. “Sé lo difícil que es para todos nosotros los latinoamericanos, no sólo los venezolanos, llegar al mejor béisbol del mundo y estar aquí juntos.

“Tanto de aquel lado (de los Diamondbacks) como aquí, estamos orgullosos”.

Ese 9 de abril en el AT&T Park, se vio otro detalle: Con el árbitro Manuel “Manny” González, hubo un total e 11 participantes en el juego. Aquel día el elenco fue un poco diferente, con Parra, Martín Prado y Miguel Montero del lado de Arizona para medirse a Pablo Sandoval, Ehire Adrianza, Héctor Sánchez, Blanco, Gutiérrez, Yusmeiro Petit y Jean Machí.

El viernes, los participantes venezolanos fueron los siguientes: Montero, Parra, Prado, Ender Inciarte y David Peralta del lado por los Diamondbacks; y Sandoval, Sánchez, Adrianza, Blanco y Gutiérrez por los Gigantes.

“Me sentí como si estuviera en Venezuela”, dijo Blanco unas horas después de ese juego del viernes. “Nada más ver a tantos en un mismo lugar es algo grandioso”.

Agregó Gutiérrez, quien está disfrutando un sólido repunte a nivel de Grandes Ligas a los casi tres años de haberse sometido a una cirugía Tommy John: “Es emocionante cuando tú ves muchos compatriotas. Significa que el béisbol venezolano está creciendo”.

Efectivamente, en los últimos años el impacto venezolano en las Grandes Ligas se ha sentido cada vez más. Para comprobarlo, basta mencionar lo hecho por Miguel Cabrera, Félix Hernández y Sandoval en los últimos años, para complementar las hazañas de Omar Vizquel, Johan Santana y Bobby Abreu la década pasada. Y por supuesto, todos siguen el camino que se abrió de manos de Alfonso “Chico” Carrasquel, Luis Aparicio (Salón de la Fama), David Concepción (¿algún día en Cooperstown?) y Andrés Galarraga—entre varios otros.

“Es una cadena en que los peloteros que ya no juegan abrieron el camino para nosotros. Ahora nos toca abrir el camino para los que vienen en el futuro”, expresó Prado. “Es una responsabilidad y un privilegio. Nos llena de orgullo que en el mejor béisbol del mundo haya un porcentaje (tan alto) de peloteros que salieron de nuestro país. Es una brecha que tantos peloteros del pasado abrieron. Tenemos que mantener ese porcentaje de venezolanos en Grandes Ligas”.

De su parte, Montero se expresó bien contento por la presencia cada vez más fuerte de su país en las Grandes Ligas.

“Es un orgullo saber que el béisbol está sacando cada vez más peloteros en Venezuela”, dijo el receptor, el más veterano del grupo de venezolanos entre Arizona y San Francisco que ha hecho historia esta temporada. “Obviamente, no tanto la cantidad, sino la calidad. Todos los días uno se encuentra con peloteros que uno mismo no sabía que eran venezolanos. Es increíble cómo se está produciendo tan buenos peloteros en nuestro país.

“(Los scouts) han visto la calidad y el nivel que han demostrado. Ya tienen a Venezuela conceptuado como uno de los países donde más se puede conseguir material para este negocio”.

Durante el fin de semana en Phoenix hubo un total de 12 venezolanos en roster, siete en los Gigantes y cinco en los Diamondbacks. No se llegó a quebrar la marca de 10, sino empatarla. Pero al tocar el tema en ambos clubhouses, se respiró la idea de que es sólo cuestión de tiempo para que los récords lleguen a ampliarse.

“Ojalá no haya 10, sino 30, 40, 50 venezolanos jugando juntos”, dijo Parra con su entusiasmo acostumbrado. “La idea es que sigamos creciendo. Crecer, crecer y crecer”.

“Es un éxito pertenecer a un equipo donde haya bastantes venezolanos”, manifestó Machí. “Es algo muy importante que uno esté presente para el récord”.

1 Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: