Results tagged ‘ Alcides Escobar ’

Es hora de “besuboru” en tierras niponas

LOS ANGELES – Desde que el dominicano Tony Peña brilló en el otoño de 1986 como Jugador Más Valioso de la inaugural Serie de Estrellas en Japón, destacados jugadores de Grandes Ligas han brindado un béisbol de muchas emociones a tierras niponas en competiciones contra selecciones japonesas.

B12eaxlCYAE6giY.jpg largeEn el 2014, por ocasión número 11, Major League Baseball y el Béisbol Profesional Nipón (NPB, por sus siglas en inglés) llevarán la acción a tres ciudades—Osaka, Tokio y Sapporo—entre el 11 y el 20 de este mes.

“Major League Baseball está complacido de que muchos de nuestros jugadores más destacados representarán nuestro deporte durante el Tour Todos Estrellas 2014 de Japón”, dijo a través de un comunicado en junio el comisionado de MLB, Bud Selig. “Este evento no sólo reanuda una tradición de mucho tiempo, sino también ilustrará el lazo histórico que nos une a nuestros amigos y colegas japoneses”.

Por cuestiones de calendario y el Clásico Mundial de Béisbol, dicha serie no se realizaba desde el 2006, cuando el grupo de MLB barrió los cinco partidos oficiales del certamen contra un equipo de estrellas del NPB. De hecho, los estelares de Grandes Ligas han ganado nueve de las primeras 10 series desde aquel 1986, siendo 1990 la única ocasión en que los japoneses se llevaron la mejor parte al conquistar cuatro de los ocho encuentros (hubo un empate también).

Para esta versión, los jefes del béisbol japonés han decidido irse no propiamente con un grupo de estrellas del NPB, sino el famoso “Japón Samurái”, la selección nacional que ha triunfado en tantos torneos internacionales—incluyendo las primeras dos Clásicos Mundiales en el 2006 y el 2009.

Dicho equipo se medirá a un grupo de ligamayoristas que incluirá al dominicano Robinson Canó, el venezolano Salvador Pérez, el quisqueyano Carlos Santana, el venezolano José Altuve, el cubano Yasiel Puig, el venezolano Alcides Escobar y el dominicano Erick Aybar.

Otros jugadores destacados que representarán MLB son Evan Longoria, , Chris Carter, Justin Morneau y, para no decepcionar al público japonés, el derecho Hisashi Iwakuma.

Los integrantes del equipo de MLB se prepararán en el Dodger Stadium entre viernes y sábado, antes de partir a Osaka el sábado por la tarde.

La tradición de partidos en Japón durante esta época del año entre jugadores de Grandes Ligas y destacados peloteros japoneses remonta a 1908. En un total de 36 ocasiones desde ese año—el último de un título de la Serie Mundial para los Cachorros, por cierto—han jugado ligamayoristas contra selecciones japonesas.

A veces han sido equipos específicos de Grandes Ligas. En otras ocasiones han sido grupos organizados por figuras específicas, como por ejemplo Babe Ruth y Lou Gehrig en 1934 y Joe DiMaggio en 1951.

En 1974, Hank Aaron—a unos meses de haber quebrado el récord de jonrones de Ruth en Grandes Ligas—le ganó una competencia particular de cuadrangulares al mejor jonronero en la historia de Japón (y del mundo, si se base en sus 868 estacazos), Sadaharu Oh.

En la era de las series organizadas por MLB y el NPB desde 1986, el dominicano Sammy Sosa se unió a su compatriota Peña como los únicos latinoamericanos en ser nombrados JMV del evento. Sosa lo hizo en 1998, luego de escenificar el primero de sus dos años de competencia por el título de jonrones con Mark McGwire a nivel de Grandes Ligas.

Ahora se reanuda la tradición, después de ocho años. Es hora de “besuboru” una vez más.

Milwaukee ha cedido mucho…tal vez demasiado

ow4GgSWQ.jpg

PHOENIX
- El canje de Zack Greinke a los Cerveceros sorprendió  a mucha gente, pero no por el hecho de Kansas
City cambiarlo–eso se había rumorado desde hacía un tiempo–sino por el destino,
Milwaukee, equipo que había sonado poco en las especulaciones sobre el Cy Young
de la Liga Americana en el 2009.

Son
muchos los comentarios sobre esta transacción, en la que pasaron de los Reales
a los Cerveceros Greinke, el torpedero cubano Yuniesky Betancourt y dinero en
efectivo por el venezolano Alcides Escobar, Lorenzo Cain, Jake Odorizzi y
Jeremy Jeffress.

Todo
el mundo sabía que el gerente general de Kansas City, Dayton Moore, iba a pedir
mucho por Greinke, pero la verdad es que me sorprendí sobremanera cuando vi los
nombres que llegaron a los Reales, en especial Escobar y Cain.

Hace
apenas un año, Escobar era el próximo Robin Yount de los Cerveceros, un
torpedero con todas las herramientas para brillar durante mucho tiempo en
Grandes Ligas. Por eso cambiaron a J.J. Hardy a Minnesota y le entregaron la
posición de SS al joven. En su primera temporada no bateó, pero me llama la
atención que Milwaukee haya perdido la paciencia luego de un solo año, con todo
y que sea Greinke que llega en el canje.

Betancourt
ha sufrido lo mismo que Escobar en su carrera: falta de paciencia en el plato y
ser algo errático en el campo corto. La diferencia es que el cubano ya tiene
mucho tiempo en la Gran Carpa exhibiendo esos defectos. En el caso del
venezolano, el consenso es que con el tiempo llegará a su gran potencial.

Otro
elemento que sorprende es lo que han sacrificado en el jardín central con Cain.
En un solo fin de semana, Milwaukee parece haber definido esa posición al
evitar ir a arbitraje con el dominicano Carlos Gómez y a la vez deshacerse de
Cain. Se suponía que el segundo, quien lució bien y hasta le quitó el puesto al
quisqueyano después de la lesión de éste en agosto, iba a competir con Gómez
por el bosque central durante los entrenamientos del 2011.

Entre
otras cosas, este cambio luce como un voto de confianza para el nacido en Santiago,
quien definitivamente tiene que ponerse las pilas para la próxima temporada.
Gómez dijo en septiembre que iba a trabajar mucho en el invierno para mejorar
al bate, pero en realidad no se vio mucho de eso con los Leones del Escogido.
El tiempo dirá si el dominicano hará quedar bien o mal al gerente general de
los Cerveceros, Doug Melvin.

De su parte, Odorizzi era uno de los mejores prospectos del
pitcheo–y cuidado si el mejor–de los Cerveceros. Y Jeffress también tiene excelente
brazo.

Milwaukee cedió todo eso por un lanzador que en seis
temporadas completas ha tenido récord ganador una sola vez, su año del Cy Young.
De por vida lleva marca de 60-67 con efectividad de 3.82 en 210 juegos. Claro,
no es fácil ganar tantos partidos lanzando por Kansas City, pero vaya, a mi
juicio el precio que pagó Melvin fue muy pesado.

Ahora bien, los Cerveceros quieren ganar ya. Con Greinke, el
mexicano Yovani Gallardo, Shawn Marcum (adquirido este mes desde Toronto) y
Randy Wolf, entre otros, Milwaukee luce sólido en el pitcheo abridor. Y con la
artillería que ya tienen en la ofensiva, creen los Cerveceros que la División
Central de la Nacional puede ser de ellos en el 2011.

Es un argumento con cierta lógica, pero hay que ver en dos o
tres años cómo se verán en posiciones tan cruciales como el campo corto y el
jardín central, que para mí han desmejorado a largo plazo. Ya los espero en
Maryvale, Phoenix para los entrenamientos en par de meses.

Hasta la Próxima, Desde el Desierto

 

 

Hora de dar la cara en Milwaukee

q9rElK6h.jpg

LAKE BUENA VISTA, Florida – Siempre es bien interesante ver
lo que se mueve en las Reuniones Invernales, con toda la intriga de quién será
cambiado y quién firmará con qué equipo.

Pero también es bien fructífero conversar con los managers
de Grandes Ligas en estos eventos, y más cuando se trata de un dirigente nuevo
que apenas se está acoplando al rol de “jefe” del dogout.

Con Ron Roenicke, nuevo piloto de los Cerveceros de
Milwaukee, pusimos el tema de varios de sus jugadores latinoamericanos. Por
supuesto, fueron puros elogios a la hora de hablar del derecho mexicano Yovanni
Gallardo, quien viene de ganar 14 partidos en el 2010.

Pero más interesante fue lo que dijo sobre el dominicano
Carlos Gómez y el venezolano Alcides Escobar, dos de los jóvenes de más talento
crudo en la Liga Nacional. En ambos casos, Roenicke dijo lo que todo el mundo
básicamente ya sabía: necesitan más disciplina en el plato.

En cuanto a Escobar se refiere, se ve claramente que tuvo
dificultades ajustándose al pitcheo de Grandes Ligas en su primera campaña
completa en la Gran Carpa. Con porcentaje de embasarse de .288, no podrá ocupar
un sitial importante en ningún lineup, por más brillante que sea su defensa en
el campo corto. Pero como bien señaló Roenicke, Escobar ha bateado en todos los
niveles, así que se espera que mejore en la parte mental y en su filosofía como
bateador.

El caso de Gómez es un poco más preocupante, ya que el
quisqueyano cuenta con varios años en Grandes Ligas sin despegar. En tres
temporadas en las mayores, tiene porcentaje de embasarse de .298…¡y
eso, que en un momento se pensó que podía ser primer bate!

Roenicke no paró de hablar de las habilidades de Gómez,
quien tiene todo el talento del mundo para triunfar. Pero si no mejora ese
porcentaje de embasarse y el promedio de bateo, ¿qué
tan útil será?

Otra cosa: cuando Gómez sufrió una contusión cerebral al
recibir un pelotazo en agosto, el joven Lorenzo Cain lució muy bien en el
jardín central. Ahí está la competencia. El nombre de Cain ha sido mencionado
aquí en rumores de cambio, pero si no se va de Milwaukee, Gómez va a tener que
enseñar una mejoría drástica con el bate en los entrenamientos para quedarse
como jardinero central titular.

Ahí estaremos observando de cerca al dominicano, en el
vecindario de Phoenix llamado Maryvale, al igual que Escobar y, por supuesto,
Gallardo.

Eso será Desde el Desierto. Por ahora, me despido desde
Disney World.

 

 

Hardy, “pana” de Alcides en la Gran Carpa

gu8g83Dc.jpg

NUEVA YORK РEn los entrenamientos de primavera, antes de su primera temporada completa de Grandes Ligas, convers̩ con el torpedero venezolano de los Cerveceros, Alcides Escobar.

Entre los varios temas que abarcamos, me contó sobre la amistad que conserva con su ex compañero de equipo y también paracorto, J.J. Hardy, quien se encuentra con los Mellizos de Minnesota ahora mismo. Me llamó la atención eso, porque en Milwaukee fue Escobar, como prospecto brillante, que le quitó el puesto a Hardy y finalmente provocó el cambio del segundo a Minnesota por el jardinero dominicano Carlos Gómez.

Con eso en mente, hablé bastante aquí con Hardy acerca de Escobar y la amistad entre ambos.

“Hace unos años lo vi en Arizona (en las instalaciones de los Cerveceros allá) en el gimnasio, un muchacho flaco de Venezuela con una sonrisa”, dijo Hardy. “No tenía idea quién era ni qué posición jugaba, pero me cayó bien y nos hicimos amigos. Siempre estaba trabajando con una sonrisa, entonces le regalé par de bates y par de guantes, y desde entonces me enteré de que era shortstop y hemos seguidos siendo amigos.”

No es todo el mundo que trataría de ayudar a un joven que viene subiendo con posibilidades de suplantarte. Pero Hardy no lo vio así.

“El equipo era primero”, dijo Hardy. “Sentía que él era buen tipo. Yo no podía hacer nada; no iba a tratar de que él fuera peor para yo ser mejor, si él iba a ser mejor o si ellos querían que él fuera el short en esa ciudad (de Milwaukee). Éramos amigos. Todo pasa por una razón. Él está allá y aquí estoy yo (como SS titular en Minnesota).”

Milwaukee parecía acertar al cambiar a Hardy y darle el puesto a Escobar, pero el 2010 fue un poco difícil para el joven venezolano, que tuvo sus problemas para batear de manera consistente a nivel de la Gran Carpa. Pero Hardy cree que es cuestión de tiempo para que venezolano brille en Grandes Ligas, como lo hizo en los circuitos minoritarios y en el béisbol de su país.

“Responderá y estará bateando .300 ya”, afirmó Hardy. “Tiene tanto talento como cualquiera en Grandes Ligas…él ni sabe lo talentoso que es.”

Hasta la Próxima, Desde…la Gran Urbe

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.