Results tagged ‘ contrato ’

¿Cuánto valdrá Josh Hamilton en el mercado?

PHOENIX – Fue simple y llanamente increíble lo que hizo Josh Hamilton contra los Orioles en Baltimore. Sus cuatro jonrones (cinco en dos días, ya que había conectado HR en su último turno del juego anterior), ocho empujadas y total de 18 bases alcanzadas fueron algo de leyenda.

Todos sabemos de lo que es capaz Hamilton. Llegó a esta fecha como líder de la Triple Corona de bateo con promedio de .406, 14 cuadrangulares y 36 empujadas por los Rangers.

De por vida en Grandes Ligas lleva OPS de .926 en cinco temporadas y un mes de ésta, su sexta. Fue Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2010, año en que ganó el título de bateo del Joven Circuito. Hay muchas hazañas más, pero ya captamos todos la realidad: Josh Hamilton es un súper pelotero.

El 2012 es el último año del contrato vigente de Hamilton en Texas. Obviamente estará buscando un lujoso pacto con los Rangers o cualquier otro club para el siguiente invierno. Eso se sabe. Lo que está por verse es si Texas u otro equipo estarán dispuestos a hacer una inversión en Hamilton como se ha hecho con Albert Pujols, Matt Kemp o Mark Teixeira, por ejemplo.

A primera vista, cualquiera diría que sí, que Hamilton merece tanto o hasta más de lo que se le paga a aquellos jugadores, y durante más años. Pero el caso no es tan sencillo, algo destacado por múltiples analistas a la hora de medir el valor que podría tener el jardinero en el mercado.

Primero está la edad. Tiene 30 años ahora mismo, y por más productivo que sea a esta altura de su carrera, ¿por cuánto tiempo más rendirá a este nivel? Segundo, es propenso a las lesiones. Con la excepción del 2008, cuando participó en 156 juegos, Hamilton nunca ha jugado más de 133 partidos en una campaña. Y tercero, todavía está el tema de sus problemas con las drogas y el alcohol hace unos años.

Este último punto tal vez sea el más espinoso. En dos ocasiones en los últimos cuatro años, durante la temporada muerta, a Hamilton se le ha visto consumiendo alcohol en bares. ¿Es malo eso? Claro que no. Pero es el mismo Hamilton que ha manifestado que estar libre de esos vicios y estar con Dios han permitido salir su enorme talento en el terreno de juego.

Me parece que Texas se encuentra con un dilema de mayores proporciones. Los Rangers sí tienen dinero; lo han demostrado al contratar a nombres como Yu Darvish, Adrián Beltré y Joe Nathan, además de otorgarles extensiones jugosas a peloteros como Ian Kinsler, Nelson Cruz y Derek Holland, entre otros.

Con el poder adquisitivo de los Rangers, sería un gran fracaso del equipo ante sus aficionados dejar escapar a Hamilton, quien se ha convertido en una especie de príncipe en el área de Dallas y el Metroplex. Pero en puros términos empresariales, ¿sería lo indicado invertir unos ocho años y cerca de US$200 millones en un pelotero que 1) estará entrando en edad, 2) se lesiona bastante y 3) aún se le queda la duda en cuanto a los vicios?

Esa es la pregunta que tienen que hacerse Nolan Ryan, Jon Daniels y el resto de los “jefes” en Arlington. No hay una respuesta fácil, pero la tendremos en algún momento del próximo invierno. Será la novela de la temporada muerta, con matices interesantes y poco comunes.

Pujols y San Luis rumbo al divorcio

lDnaPr8W.jpg

PHOENIX – Albert Pujols, como el mejor pelotero del mundo,
se ha ganado el derecho de pedir el contrato más lucrativo de Grandes Ligas. Nadie
disputa eso.

Sin embargo, el dominicano tenía otra opción también: Darle
un “descuento de la casa” a los Cardenales y firmar por algo más que decente,
pero no de la talla del contrato de 10 años y US$275 millones de Alex Rodríguez
en los Yankees.

Todo luce indicar que Pujols ha optado por aspirar a lo máximo
que pueda recibir
, lo cual no podrá ser del equipo de San Luis. Claro, el
toletero aún podría renovar con los Cardenales, sea de aquí a octubre o hasta
como agente libre a partir de noviembre. Pero la realidad es que no quiso
firmar ahora por lo que supuestamente le ofrecía su equipo de la actualidad:
Unos siete u ocho años con salario anual de entre US$25 y US$28 millones. No
creo que lleguen a aumentar mucho dicha propuesta.

El caso de Pujols y los Cardenales es interesante, porque la
imagen del quisqueyano no era de un “mercenario” de la pelota, en busca del
mejor postor, sino de una figura única en la comunidad de San Luis, algo que el
mismo pelotero había fomentado con sus tantas iniciativas caritativas en dicha
ciudad y también en su país de origen.

A lo mejor es ingenuidad pensar que Pujols puede ser
distinto a la mayoría de los atletas profesionales de nuestra era. Hay muchos
intereses de por medio, incluyendo su representante y, según Tony La Russa, el  sindicato, para mencionar dos.

Pujols, de haber firmado por algo que no fuera lo que
supuestamente pide, hubiera sellado su legado como lo máximo en San Luis, un
equipo de mucho prestigio en la historia del béisbol. Hasta pudo haber superado
en términos de popularidad al gran Stan Musial, condecorado por el Presidente
Barack Obama
en estos días. Y, claro, tampoco sería un pobre.

Pero parece que Pujols y su gente “no están en eso”, sino en
ser el pelotero mejor pagado de la historia. Nadie puede criticarlo por eso,
pero sí diría que va a sacrificar algo bien cómodo que tiene ahora en San Luis
y que hubiera tenido durante el resto de su carrera de haber firmado ahora con
los Cardenales: ser el rey de una franquicia, con el respeto, el cariño y sí,
el amor incondicional de una fanaticada que lo ha adorado desde hace 10 años.

Aun si Pujols termina renovando con los Cardenales–algo que
no luce muy fácil–algo de daño se ha hecho en cuanto a su imagen.

Es una pena…claro, con la excepción de los demás equipos de
la División Central de la Liga Nacional, que no han querido saber mucho de él
en estos 10 años. Es más, el eterno rival de San Luis, los Cachorros, ya
podrían tener a Pujols en la mira para el 2012. Ahí sí se pondrían
interesantes  las cosas.

Definitivamente, esta novela apenas comienza, pero un “divorcio” entre Pujols y San Luis luce inevitable.

Hasta la Próxima, Desde el Desierto

 

 

 

Jeter y los Yankees: Una novela inesperada

ymCTVER3.jpg

PHOENIX
– Como casi todo en Nueva York, o al menos así parece a veces, las
negociaciones entre Derek Jeter y los Yankees se han vuelto bastante
complicadas
, a nivel de novela.

Por
un lado Jeter, Mr. Yankee de nuestra generación, quiere más años y más dinero de
lo que ofrecen los Mulos: tres temporadas y US$45 millones.  Por otro, los Yankees creen que su oferta es
bien generosa, tomando en cuenta que Jeter se vio en declive en el 2010 y que
cumplirá los 37 años en el 2011.

En
este caso, tengo que estar del lado de los Steinbrenner/Brian Cashman/Randy Levine.
 

El
valor de Jeter para los Yankees es enorme, por supuesto. Es un jugador de
dinero, un ganador neto, un líder, un representante ideal del equipo con el
uniforme rayado. Como quien dice, un “embajador de la marca Yankee”.

Ha
contribuido a tantos éxitos de los Mulos que a veces perdemos la cuenta. En los
términos más simplistas, estamos hablando de cinco anillos de campeón, siete
participaciones en la Serie Mundial y 14 playoffs en sus 15 temporadas como
paracorto de Nueva York.

Pero
por todo eso, se le ha pagado muy, pero muy bien. Acaba de completar un
contrato de US$189 millones por 10 años…no está nada mal. Los Yankees, al
adquirir a quien era considerado el mejor torpedero de su tiempo, esencialmente
pusieron como condición a Alex Rodríguez (y éste se ofreció también, para ser
justo) cambiar de posición para unirse al equipo y dejar a Jeter en el short,
como era correcto.

Todo
eso está muy bien. Entonces,
¿tres años y US$45 millones no es suficiente para
Jeter, cuando completaría el contrato a los 39 años…como torpedero….y ya con un
alcance bastante disminuido? Con mucha razón dice Brian Cashman que busque otra
oferta en el mercado que sea mejor que ésa. No existiría.
¿Quién gastaría eso por el Derek
Jeter del 2011?

Derek
Jeter no está acabado, para nada. En ciertos momentos de su carrera se ha
esforzado para mejorar y volver a cobrar los niveles de antes. El 2011 podría
ser otro de esos años.
¿Pero darle cuatro años de contrato y aun más dinero?
Sería una tontería de parte de los Yankees.

Increíblemente,
estoy de acuerdo con Hank Steinbrenner cuando dice que a nivel económico, los
Yankees no le deben nada a nadie. Han pagado mucho, y han recibido mucho a
cambio. Todo el mundo ha salido ganando. Uno de los mayores ganadores de todo el
éxito del Bronx, y cuidado si el más, se llama Derek Jeter, con anillos, logros
individuales, imagen, prestigio, respeto…todo.

Ahora
bien, en términos de su carrera hoy por hoy, Jeter y su representante Casey
Close están bien divorciados de la realidad. Y el amargar las negociaciones con
el único equipo que ha conocido Jeter en el béisbol le hace daño a todos en el
mundo Yankee.

Hasta
la Próxima, Desde el Desierto

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.