Results tagged ‘ Dave Duncan ’

Duncan representa un paso importante para D-backs

PHOENIX – Los Diamondbacks oficializaron la contratación de Dave Duncan como consultor de pitcheo y asistente especial del gerente general Kevin Towers.

Padres Cardinals BaseballDuncan, por supuesto, es una leyenda como coach de pitcheo de Grandes Ligas. En 32 años (la mayor cantidad en la historia) en dicho puesto–de 1980 al 2011 con los Indios, Marineros, Medias Blancas, Atléticos y Cardenales–el ex cátcher de la Gran Carpa fue mentor de cuatro ganadores de Premios Cy Young . Además, en cuatro ocasiones sus cuerpos monticulares encabezaron su liga en efectividad colectiva y fueron parte de tres equipos campeones de la Serie Mundial.

Arizona quería que Duncan fuera su coach de pitcheo, pero a sus 68 años de edad, el puesto conllevaría mucha carga. Además, la familia de Duncan ha sufrido bastante en los últimos tres años. Su esposa murió hace unos meses de un cáncer cerebral, mientras que su hijo Chris—quien jugó en Grandes Ligas al igual que el otro hijo de Duncan, Shelley—también ha padecido de un tumor cerebral en los últimos tiempos.

Entonces, Duncan regresa al béisbol con un rol nuevo en el área de Phoenix, localidad que conoce muy bien. Además, los Diamondbacks han traído como coach de primera a otra tercera parte del “triunvirato” de Tony La Russa, Dave McKay. ¿Podría estar rumbo el mismo La Russa al desierto para cumplir algún rol? Eso estaría por verse.

Pero en el caso de Duncan, urge su ayuda en el pitcheo de Arizona. Los brazos de los Diamondbacks se han visto estancados en la mediocridad en los últimos dos años, terminando con efectividad colectiva de 3.92 (décima mejor en la Liga Nacional) en el 2013 y 3.93 en el 2012 (novena). Del 2012 al 2013, Arizona terminó cuarto y quinto, respectivamente, en carreras anotadas en el Viejo Circuito. Es decir, la ofensiva ha cumplido, mientras que el pitcheo—y en especial el bullpen este año—ha contribuido a la misma mediocridad del equipo en sí (récord de 81-18 en cada uno de los últimos dos años).

Calidad sí hay en el cuerpo monticular. Cuando se habla de Patrick Corbin, Wade Miley, Tyler Skaggs y el panameño Randall Delgado, hay juventud de mucho potencial. Y en cuanto veteranos se refieren—Trevor Cahill y Brandon McCarthy ahora mismo en Arizona—Duncan siempre se ha visto como un “gurú” a la hora de sacarles lo mejor.

Una clave será la contratación de un nuevo coach de pitcheo. Duncan no estaba preparado para aceptar el puesto, pero sí se dice que su voz será tomada en cuenta en la selección del nuevo instructor. Será interesante ver quién llegará al desierto para orientar a los pitchers y cuánta influencia tendrá Duncan a largo plazo con el cuerpo monticular del equipo grande.

Está claro algo: Si los Diamondbacks pretenden volver a hacerse sentir en la Liga Nacional, como lo hicieron al conquistar la División Oeste en el 2011, hará falta una marcada mejoría en el pitcheo. La integración de Duncan, en el rol que sea, es un paso importante en ese sentido.

Mike Matheny con una gran responsabilidad

PHOENIX – La contratación de Mike Matheny como manager de los Cardenales, además de sorpresiva, representa un contraste en lo más extremo con lo que representaba el ahora retirado Tony La Russa.

La Russa dirigió a nivel de Grandes Ligas en cada temporada de 1979 al 2011. Tenía toda una vida en la cueva en lo más alto del béisbol, construyendo una carrera como manager que lo llevará directo al Salón de la Fama.

De su parte, Matheny ni siquiera tiene experiencia como coach a nivel profesional, ni mucho menos dirigente en liga menor o en las Mayores. Claro, fue cátcher durante muchos años, incluyendo con los Cardenales, pero la verdad es que fue una decisión extraña de parte del gerente general John Mozeliak y el dueño Bill Dewitt.

San Luis, por supuesto, viene de ganar la Serie Mundial y muchos dirán que prácticamente pueden dirigirse a sí mismos, con veteranos como Chris Carpenter, ¿Albert Pujols?, Lance Berkman y Yadier Molina, entre muchos otros. Posiblemente sea el caso y tal vez Matheny no tenga que hacer mucho en cuanto a motivar o corregir a los peloteros, tarea que normalmente se ve importante en un equipo joven.

Lo interesante para mí va a ser cómo será la dinámica entre Matheny y el resto de los coaches de los Cardenales, que son los mismos que estuvieron con La Russa en el 2011. El boricua José Oquendo decidió seguir como coach de tercera, a pesar de ser entrevistado para el puesto de manager y no ser elegido al final. También me llamó la atención el anuncio que volverá a su cargo el coach de pitcheo Dave Duncan, quien siempre fue la mano derecha de La Russa tanto con Medias Blancas como Atléticos como Cardenales. Es más, La Russa nunca dejaba de mencionar a “Dunc” cada vez que se le preguntaba por un pitcher y su mejoría con el equipo. Me pregunto si Duncan será una especie de “co-manager”, con control total del pitcheo. De ser así, no sería malo. El historial de éxitos está ahí.

Pero eso nos lleva a otro punto: el utilizar a todos en el roster, especialmente el manejo a veces excesivo del bullpen.

La Russa siempre mantuvo a casi todos jugando; los “sustitutos” veían acción al menos dos veces a la semana. Y el uso de los relevistas—algo elogiado en la postemporada del 2011 pero muchas veces criticado por lo que se percibe como un “sobre-manejo”—será un tema a seguir cuando se trata de Matheny, sin nada de experiencia en la materia.

¿Será algo positivo el cambio tan drástico? ¿O se parecerá Matheny a La Russa como estratega en cuanto a la preparación y manejo meticuloso (¿excesivo?) de todos los detalles?

Sin dudas, Mike Matheny estará bajo la lupa en el 2012.

Tarea difícil para Duncan y La Russa

jTk77Nit.jpg

PHOENIX – Después de saber la noticia de que Adam Wainwright
no lanzará en el 2011, con mucha razón se han cambiado los pronósticos para la
División Central de la Liga Nacional.

Lógicamente, los Rojos y los Cerveceros se confirman como
los favoritos
, seguidos ahora por los Cachorros y luego los Cardenales, por
encima de los Astros (cuidado ahí también…) y los Piratas.

Por supuesto, es imposible reemplazar a Wainwright. Estamos
hablando de un ganador de 20 juegos, un “come-innings” y un verdadero caballo
del montículo que estaba en el mejor momento de su carrera.

Ahora bien, ¿qué le queda a
San Luis en su rotación? Chris Carpenter, el indiscutible as del equipo ahora
ante la ausencia de Wainwright. Está el mexicano Jaime García, que impresionó
como novato en el 2010, además que Jake Westbrook, quien al igual que
Carpenter, García y ahora Wainwright, se sometió a una cirugía Tommy John y ha
vuelto más o menos fuerte. El cuarto abridor probablemente sea Kyle Lohse.

¿Y el quinto?

Dicen los Cardenales que buscarán el quinto abridor desde
dentro de la organización. A pesar de los rumores de una firma de Kevin
Millwood y hasta un cambio con los Filis por Joe Blanton, por el momento hay
que pensar que San Luis no gastará mucho dinero en un quinto abridor, sobre
todo con la incertidumbre contractual con un pelotero que se llama Albert
Pujols, nada más y nada menos que el mejor jugador del mundo.

Entonces, se barajan nombres como Kyle McClellan, Ian Snell,
Adam Ottavino, Lance Lynn, Brian Tallet, Miguel Batista, Raúl Valdés y P.J.
Walters. Es una mezcla de relevistas aspirantes a abridor, jóvenes de liga
menor y veteranos que buscan otra oportunidad de brillar. Pero el nombre más
importante en todo esto podría ser el del coach de pitcheo, Dave Duncan.

 Ya es bien conocida la historia de Duncan y lo que ha hecho
con veteranos que han revivido sus carreras con él.  En los
Atléticos se recuerdan nombres como Dave Stewart, Bob Welch, Dennis Eckersley
(convertido en relevista en Oakland) y Scott Sanderson, todos lanzadores con
bastante experiencia en la Gran Carpa pero que nunca tuvieron el impacto antes
como cuando estuvieron con Duncan en Oakland (quizás con la excepción de
Eckersley, quien había tirado un no-hitter y había ganado 20 juegos en su
carrera anteriormente).

Luego llegó
Todd Stottlemyre, quien siguió a Duncan y La Russa a San Luis y tuvo un
resurgir en su carrera.

Ya en los
Cardenales, lanzadores como Andy Benes, Darryl Kile y Pat Hentgen revivieron
con Duncan.

De hecho, el
propio Westbrook se perfila como uno de los casos más recientes, al recuperarse
de su propia cirugía Tommy John y ser adquirido por San Luis en julio pasado.

Desde mi
óptica, Snell y Valdés son los casos más interesantes después de McClellan,
quien en un principio podría ser el favorito para quedarse con ese quinto
puesto. Snell siempre ha tenido un material de Grandes Ligas, pero por razones
más mentales que físicas, no ha despegado en la Gran Carpa. Tal vez pueda
cambiar eso con Duncan.

El mismo Valdés subió a Grandes Ligas por primera vez en el
2010 con los Mets. Sus números no fueron muy impresionantes que digamos, pero
no es un muchacho. El cubano tiene bastante experiencia en muchos circuitos y
creo que Duncan podría sacarle algo.

Y tampoco podemos olvidarnos del dominicano Batista. El
“Poeta” ya ha visto pasar sus mejores años, pero me parece que con toda su
experiencia, puede combinarse con Duncan y Tony La Russa para hacer algo bien
positivo, con mejores resultados que en mucho tiempo.

Para San Luis nada de esto será fácil. Ahora mismo se ve
como un rompecabezas sin solución sencilla. Pero ya llegando a la última parte
de sus respectivas carreras, La Russa y sobre todo Duncan podrían “dar el palo”
de sus vidas si logran sacar adelante esta rotación de los Cardenales. Ya veremos.

Hasta la Próxima, Desde el Desierto

Otro proyecto para el “maestro”

Administrator
12.00

PHOENIX -
La noticia de la firma de John Smoltz con los Cardenales de inmediato me hizo
pensar en una figura de Grandes Ligas no tan famosa como su amigo y jefe, Tony
La Russa, pero casi tan importante para los Cardenales: el coach de pitcheo
Dave Duncan.

Me parece
que pase lo que pase, Duncan le sacará lo mejor posible a Smoltz, un fracaso en
Boston a sus 42 años de edad. La interrogante es cuánto tiene en la bola
Smoltz, porque ni Duncan puede producir milagros.

La Russa y
Duncan llevan desde los años 80 juntos, remontando a la época del primero como
manager de los Medias Blancas. Y desde que cosecharon tantos triunfos en
Oakland, la lista de lanzadores veteranos que han ayudado a resucitar es
interminable.

En los
Atléticos se recuerdan nombres como Dave Stewart, Bob Welch, Dennis Eckersley
(convertido en relevista en Oakland) y Scott Sanderson, todos lanzadores con
bastante experiencia en la Gran Carpa pero que nunca tuvieron el impacto antes
como cuando estuvieron con Duncan en los Atléticos (quizás con la excepción de
Eckersley, quien había tirado un no-hitter y había ganado 20 juegos en su
carrera anteriormente).

Luego llegó
a Oakland Todd Stottlemyre, quien siguió a Duncan y La Russa a San Luis y tuvo
un resurgir en su carrera.

Ya en los
Cardenales, lanzadores como Andy Benes, Darryl Kile y Pat Hentgen revivieron
con Duncan.

Cuando San
Luis ganó la Serie Mundial en el 2006, dos piezas importantes de la rotación
fueron Jeff Suppan y Jeff Weaver. Ambos firmaron con otros equipos al año
siguiente, y han hecho muy poco desde entonces (y tampoco era tanto lo que
habían logrado antes de lanzar con los Cardenales).

Hace dos años
San Luis adquirió otro pitcher que había fracasado con Boston y que había
tenido bastante éxito antes de estar en los Medias Rojas, el boricua Joel Piñeiro,
quien se ha hecho sentir en la rotación de los Cardenales desde mediados del
2007. Ah, ¿y Braden Looper? De mediocre a bueno como relevista antes de volver
a San Luis en el 2006, sólido hasta el 2008, y ahora con efectividad por encima
de 5.00 en Milwaukee.

Kyle Lohse
es otro que ahora es un abridor capaz en San Luis con Duncan, luego de
resultados mixtos en otros equipos.

John Smoltz
es todo un veterano que sabe su negocio. Además, se pasó más de 15 años con uno
de los maestros entre los instructores de pitcheo, Leo Mazzone, así que no se
sabe cuánto Duncan le puede “enseñar” a Smoltz. Pero si hay algo que arreglar,
algo que ajustar, Duncan sabrá lo que es y cómo modificarlo.

Si hacen
buena liga Smoltz y Duncan, podría verse el revivir de otra carrera.

Hasta la
Próxima, Desde el Desierto

 

 

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.