Results tagged ‘ Kirk Gibson ’

¿Se precipitaron los Diamondbacks con Upton?

PHOENIX – Mucho se ha hablado y mucho se hablará aquí sobre el cambio de Justin Upton, quien pasó de Arizona a Atlanta junto a Chris Johnson por el venezolano Martín Prado, el panameño Randall Delgado y tres prospectos.

Kevin TowersEl gerente general de los Diamondbacks, Kevin Towers, es un ejecutivo bien respetado. En San Diego construyó cuatro equipos de playoffs con relativamente pocos recursos. En el 2011, su primera temporada completa al frente de la gerencia de los Diamondbacks, Arizona ganó el Oeste de la Liga Nacional de manera inesperada con un roster conformado en parte por él y en parte por el GG anterior, Josh Byrnes—quien precisamente ocupa el mismo puesto con los Padres ahora.

El jugador más destacado de aquella edición del 2011 de los Diamondbacks fue Upton, quien terminó cuarto en las votaciones para el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional ese año.

En cuestión de unos meses, Towers ha desmantelado mucho del núcleo de los Diamondbacks que ganaron 94 juegos en ese 2011. En octubre fue cambiado a Oakland el jardinero Chris Young por el torpedero Cliff Pennington. Antes de eso Stephen Drew también había sido enviado a los Atléticos, Ryan Roberts a los Rays y Joe Saunders a los Orioles.

La pregunta que se hace en el desierto es la siguiente: ¿Se ha precipitado Towers con todos estos movimientos, sobre todo el de Upton?

Se suponía que Justin Upton era piedra angular del lineup, claramente el bateador más temible del ataque. Sí, luego de su gran 2011 se vio algo apagado, ya que su producción bajó a 17 jonrones, 67 empujadas y OPS de .785. Pero hay que recordar que unas dolencias en el pulgar izquierdo, lesión sufrida en abril, tuvieron que haber incidido en su disminuido rendimiento en el plato.

Aparte de los puros números, hay otras cosas “intangibles” en este caso. El que haya visto jugar todos los días a los Diamondbacks habrá notado que Upton, en ocasiones, no luce como el jugador más fogoso del mundo. En medio de la temporada, el dueño principal del equipo, Ken Kendrick, criticó a Upton en un programa de radio por eso mismo. ¿Es una falta de esfuerzo? ¿Es simple y llanamente su estilo?

Para mí es su estilo. Aquí nunca se escuchó nada acerca de una falta de dedicación ni entrega de parte de Upton. Sí, su 2012 fue una gran decepción. Pero con 25 años y bajo contrato por tres años más a un precio no exagerado, me parece que para Towers, el manager Kirk Gibson y los Diamondbacks valía la pena darle al menos un año más a Upton, a ver si se recuperaba por completo de las molestias en el pulgar y lograba un repunte.

De ser así, creo que Arizona podía darle la pelea a los grandes del Oeste de la Liga Nacional, Gigantes y Dodgers.

¿Y ahora? Nadie sabe. Es cierto que Prado es un pelotero bien valioso y que debe de llenar el hueco en la tercera base. Delgado podría reforzar muy bien a la rotación abridora si alcanza un poco más su potencial. Pero sin Upton y hasta sin Young, si estuviera en salud, veo cierta falta de trueno en la alineación de los Diamondbacks.

¿PARRA EN EL JARDÍN CENTRAL?

La buena noticia para Gerardo Parra es que ahora hay más claridad en torno a los jardines del equipo. Todo luce indicar que el venezolano sólo tendrá que competir por la titularidad en el bosque central con el joven Adam Eaton, ya que Jason Kubel y Cody Ross (¿firma con o sin sentido?…ya veremos) estarán en los jardines izquierdo y derecho, respectivamente.

Parra tiene mucho tiempo haciendo todo lo posible por ganarse su tiempo de juego en Arizona. En el 2012, viniendo de ganar un Guante de Oro, tuvo que “fumarse” una situación de cuatro outfielders, siendo él el cuarto. Manejó eso con mucha diplomacia, pero este año espera su turno para ser titular de una vez por todas.

Nuevo rompecabezas en Arizona

PHOENIX – Los Diamondbacks se han visto bien activos en el invierno, con las adquisiciones de Trevor Cahill y Craig Breslow, además de la continuidad de Aaron Hill, Lyle Overbay y John McDonald, entre otros.

El último movimiento realizado por el gerente general Kevin Towers tomó por sorpresa a muchos: la firma de Jason Kubel a un contrato de dos años. Claro, nunca es algo negativo la firma de un pelotero que pueda aportar, pero el hecho de Kubel llegar al desierto provoca la interrogante que está en boca de todos: ¿Dónde deja eso a Gerardo Parra en Arizona?

Con Chris Young y Justin Upton bien establecidos en los jardines central y derecho, respectivamente, el destino de Kubel es el bosque izquierdo. A primera vista, uno piensa que quedará Parra relegado al rol de cuarto jardinero. Por supuesto, eso sorprende y cae bastante mal, luego de que el venezolano ganara un Guante de Oro por lo que hizo en un total de 141 partidos en el 2011, mayormente en el jardín izquierdo.

Posiblemente sea cambiado Parra. Pero en caso de seguir en el desierto, es difícil imaginar cómo tendrá el tiempo de juego que realmente merece.

El manager de los Diamondbacks, Kirk Gibson, se mostró bien creativo en el 2011, poniendo a diferentes peloteros en distintas posiciones todo el tiempo. En algunos casos fue producto de las lesiones, pero en otros se trató meramente de su estilo como piloto. El jardín izquierdo no fue exclusivamente de Parra la temporada pasada. Allí jugaron también Willie Bloomquist, Xavier Nady y Ryan Roberts, entre otros.

Lo bueno que tiene Parra, como todos han señalado, es que puede jugar en cualquiera de los tres jardines. Si Arizona decide no cambiarlo, puedo visualizar mucho más descanso para Young, y en menor grado Upton, en la temporada del 2012.

Pero con todo y eso, aún no veo cómo pueden dividir el jardín izquierdo Parra y Kubel. Ambos son bateadores zurdos, así que no existirá la estrategia de zurdo/derecho. Ninguno de los dos ha jugado fuera de los jardines en su carrera, entonces no es fácil imaginar a ninguno de los dos en la primera base, por ejemplo. Kubel tuvo temporadas bien productivas del 2008 al 2010, con números que superan lo que ha hecho Parra hasta ahora en su joven carrera. Fue para algo que Arizona firmó a Kubel, y no fue para que esté en la banca.

Entonces, será bien interesante ver qué pasa en los entrenamientos si de verdad Parra continúa vistiendo el uniforme de los Diamondbacks.

¿De Guante de Oro a la banca?

Emociones “por un tubo” en el desierto

PHOENIX – Después de ser testigo de dos regresos para el recuerdo de parte de los Diamondbacks—con todo y que fueron ante los sotaneros Astros—tengo que decir que tenía tiempo sin seguir tan de cerca a un equipo que generara tantas emociones como esta versión de Arizona.

El equipo del desierto no va a terminar con el mejor récord y nadie sabe si llegará a clasificar o no. Pero sin nombres de cartel ni mucha nómina, y en general sin expectativa alguna, los pupilos de Kirk Gibson amanecieron hoy con ventaja de un juego sobre los campeones Gigantes, claros favoritos en el Oeste de la Liga Nacional durante la mayor parte de la temporada. De hecho, para muchos siguen siendo los favoritos para prevalecer en dicha división.

El martes 9 los Diamondbacks estuvieron perdiendo por marcador de 1-7 vs. Houston, antes de remontar con mucho trueno y ganar el partido 11-9. Dos días después, anotaron dos en el octavo y dos más en el noveno para empatar el encuentro 5-5, antes de ganar con cuadrangular de oro de Chris Young en extrainnings. En ese juego estuvieron a ley de dos outs de caer, pero un jonrón del novato recién subido Paul Goldschmidt permitió que continuaran las hostilidades.

Los regresos se han convertido en costumbre para los Diamondbacks del 2011. En juegos cruciales contra Minnesota, Milwaukee, Dodgers y ahora Houston, Arizona ha encontrado la manera de prevalecer cuando todo luce perdido. Aun sin el lesionado torpedero Stephen Drew—uno de sus mayores productores de carreras antes de fracturarse un tobillo en julio—los D-backs han podido seguir bateando, con Justin Upton, el venezolano Miguel Montero, su compatriota Gerardo Parra y el “hombre de los tatuajes” (Tat-Man, como le dicen aquí), Ryan Roberts, entre otros, dando los palos más importantes en los momentos indicados.

Con la excepción de Ian Kennedy (temporada brillante) y Daniel Hudson, la rotación abridora no es tan confiable, y por eso han sido necesarios tantos remontes en los últimos innings. Pero han brindado suficientes aperturas decentes lanzadores como Josh Collmenter y Joe Saunders como para evitar que el pitcheo caiga por completo. Y por supuesto, un mejorado bullpen encabezado por J.J. Putz y David Hernández permite que las reacciones ofensivas no sean en vano.

Jugando aquí en el Oeste, sin muchos nombres y en un ambiente que no es el más tradicional, los Diamondbacks no van a ser el enfoque de mucha atención. Eso le sienta bien a Gibson, que siempre tiene los pies sobre la tierra y se expresa con mucha cautela a la hora de hablar de la condición de su equipo como “puntero”.

Pero la verdad es que para los que hemos puesto atención, los que hemos seguido tan de cerca la trayectoria de este equipo y esta lucha en el Oeste, ha sido una de las temporadas más interesantes de los últimos años. Y así continuará hasta el final.

Hasta la Próxima, Desde el Desierto

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.