Results tagged ‘ Yankees ’

El regreso inesperado de Andy Pettitte

PHOENIX – Lo que nadie veía venir.

El regreso a Andy Pettitte a los Yankees, vía un contrato de liga menor con valor de US$2.5 millones si el zurdo logra hacer el equipo, es algo que ha sorprendido a todos.

Sin embargo, lógica no le falta.

Está claro que con la lesión en la mano del venezolano Freddy García, más la preocupación con la velocidad del dominicano Michael Pineda, a los Yankees les caería muy bien otro brazo en la rotación. A esta altura de la primavera, es muy difícil—por no decir imposible—conseguir una buena ayuda en el pitcheo si uno no está dispuesto a ceder un paquete de peloteros que jamás tendría sentido a largo plazo.

Además, Pettitte se retiró a los 38 años, cuando aún parecía tener mucho en la bola. En el 2010, su última temporada en la lomita, tuvo marca de 11-3 y efectividad de 3.28 en 21 aperturas (se vio limitado por las lesiones en la segunda mitad). Ahora, a los 39 (cumplirá los 40 el 15 de julio), cree que puede volver con éxito. Y, como se ha destacado desde los predios de los Yankees en Tampa, si el mismo Pettitte no se creyera capaz de aportar como lo ha hecho en toda su carrera, jamás “inventaría” con un regreso descarado.

Está por verse cómo se verá Pettitte en la lomita, primero en las sesiones del bullpen y luego en los juegos de la Liga de la Toronja (si es que progresa lo suficiente para lanzar en pretemporada). Con un año de retiro y un comienzo tan tardío en los entrenamientos, luce difícil que pueda estar en plenas condiciones para empezar la temporada regular en la rotación. Pero para los Yankees, al menos en el papel ahora mismo, el zurdo representa un “seguro de vida” de lujo.

Otra cosa interesante: en caso de colarse en el equipo Pettitte, una vez más veremos tres de los Core Four (el Núcleo de los Cuatro) de la vieja dinastía de los Yankees. Derek Jeter y el panameño Mariano Rivera estarán acompañados de Pettitte, como lo estuvieron por el boricua Jorge Posada en el 2011. Con Posada retirado, parecía que el Core Four se reduciría a dos en el 2012. Pero con Pettitte de regreso, se respirará un poco más del glorioso pasado reciente de unos Yankees que, por supuesto, buscarán otro capítulo dorado de este grupo de veteranos.

En el Bronx nunca faltan temas a seguir. Acabamos de recibir el “regalo” de uno más.

Jeter y los Yankees: Una novela inesperada

ymCTVER3.jpg

PHOENIX
– Como casi todo en Nueva York, o al menos así parece a veces, las
negociaciones entre Derek Jeter y los Yankees se han vuelto bastante
complicadas
, a nivel de novela.

Por
un lado Jeter, Mr. Yankee de nuestra generación, quiere más años y más dinero de
lo que ofrecen los Mulos: tres temporadas y US$45 millones.  Por otro, los Yankees creen que su oferta es
bien generosa, tomando en cuenta que Jeter se vio en declive en el 2010 y que
cumplirá los 37 años en el 2011.

En
este caso, tengo que estar del lado de los Steinbrenner/Brian Cashman/Randy Levine.
 

El
valor de Jeter para los Yankees es enorme, por supuesto. Es un jugador de
dinero, un ganador neto, un líder, un representante ideal del equipo con el
uniforme rayado. Como quien dice, un “embajador de la marca Yankee”.

Ha
contribuido a tantos éxitos de los Mulos que a veces perdemos la cuenta. En los
términos más simplistas, estamos hablando de cinco anillos de campeón, siete
participaciones en la Serie Mundial y 14 playoffs en sus 15 temporadas como
paracorto de Nueva York.

Pero
por todo eso, se le ha pagado muy, pero muy bien. Acaba de completar un
contrato de US$189 millones por 10 años…no está nada mal. Los Yankees, al
adquirir a quien era considerado el mejor torpedero de su tiempo, esencialmente
pusieron como condición a Alex Rodríguez (y éste se ofreció también, para ser
justo) cambiar de posición para unirse al equipo y dejar a Jeter en el short,
como era correcto.

Todo
eso está muy bien. Entonces,
¿tres años y US$45 millones no es suficiente para
Jeter, cuando completaría el contrato a los 39 años…como torpedero….y ya con un
alcance bastante disminuido? Con mucha razón dice Brian Cashman que busque otra
oferta en el mercado que sea mejor que ésa. No existiría.
¿Quién gastaría eso por el Derek
Jeter del 2011?

Derek
Jeter no está acabado, para nada. En ciertos momentos de su carrera se ha
esforzado para mejorar y volver a cobrar los niveles de antes. El 2011 podría
ser otro de esos años.
¿Pero darle cuatro años de contrato y aun más dinero?
Sería una tontería de parte de los Yankees.

Increíblemente,
estoy de acuerdo con Hank Steinbrenner cuando dice que a nivel económico, los
Yankees no le deben nada a nadie. Han pagado mucho, y han recibido mucho a
cambio. Todo el mundo ha salido ganando. Uno de los mayores ganadores de todo el
éxito del Bronx, y cuidado si el más, se llama Derek Jeter, con anillos, logros
individuales, imagen, prestigio, respeto…todo.

Ahora
bien, en términos de su carrera hoy por hoy, Jeter y su representante Casey
Close están bien divorciados de la realidad. Y el amargar las negociaciones con
el único equipo que ha conocido Jeter en el béisbol le hace daño a todos en el
mundo Yankee.

Hasta
la Próxima, Desde el Desierto

Este de la Americana: Calidad sin igual

PHOENIX – Es interesante ver cómo el Este de la Liga Americana va evolucionándose en esta primera mitad de la temporada. Específicamente, podemos ver que entre los tres equipos con mejor récord del Joven Circuito para la fecha, uno quedará fuera de los playoffs.
Yankees_480.gif
Nos referimos, por supuesto, a los Yankees, Rays y Medias Rojas. Si la temporada terminara hoy, Boston no clasificaría, a pesar de tener mejor marca que los punteros de las otras dos divisiones de la Americana, Minnesota (Central) y Texas (Oeste).

Algunos dirán que es injusto que equipos con récords inferiores clasifiquen por encima de otros en la Liga, simple y llanamente por cuestión de quién pertenece a su división. Inclusive, tiene mérito el argumento de que un sistema como el de la NBA, donde van a playoffs los primeros ocho equipos de cada conferencia sin importar la división, sería lo más indicado para el béisbol de Grandes Ligas.

Pero sabemos que eso no será una realidad por ahora. En un sentido hace más interesante la pelea por la clasificación en el Este, donde Nueva York, Tampa Bay y Boston luchan por quedar entre los primeros dos (clasificarán el ganador de la división y seguramente el segundo lugar será el comodín, como van las cosas). La urgencia con la que jugarán estos equipos este verano será algo digno de ver, con tanta calidad y tanto en juego.

Y claro, el caso más interesante y más impresionante es el de los Rays de Joe Maddon, que cuenta con unos pocos estelares y un resto del equipo que sabe cómo ganar, con un pitcheo joven de mucha calidad. Es hasta cómico ver a un equipo jugar un béisbol tan sólido, tan eficiente en los fundamentos, ante públicos tan reducidos en el Tropicana Field del área metropolitana de St. Petersburg, Tampa y Clearwater. Una cosa es que no vayan al estadio los fanáticos de equipos perdedores, pero allá no hay excusas. En otras palabras, llama aún más la atención el éxito de Tampa Bay, con menos recursos, menos apoyo y mucho menos “glamour” que los Yankees y Medias Rojas, tan queridos (y a la vez odiados) por todo el mundo.

Pero dejando de un lado ese tema (que he tratado bastante aquí), no me voy a perder ningún juego Rays-Yankees ni Rays-Medias Rojas. Y por supuesto, veré Yankees-Medias Rojas. El nivel es algo especial, y estamos en medio de una época dorada en el Este de la Americana. Digo así porque antes era simplemente Boston-Yankees. Ahora con un Tampa Bay de calidad (y quién sabe si seguirán así después del 2010, con las situaciones contractuales de algunos de sus estelares), es un gran espectáculo.

¿Quién quedará fuera?

Hasta la Próxima, Desde el Desierto

Temporada para el recuerdo en el 2009

NUEVA YORK -
Está claro que de ninguna manera los fanáticos pueden quejarse de la Serie
Mundial del 2009
, y el excelente rating de televisión lo refleja.

Con los
Yankees y los Filis, estamos hablando de dos equipos que no sólo cuentan con
suma calidad en el terreno, sino también que representan tradición y “glamour”
en el béisbol, siendo uno el campeón defensor y el otro la franquicia más
popular de la historia.

Además,
éste es el primer Clásico de Otoño en seis años que llega por lo menos a un
sexto partido (la última vez había sido Yankees-Marlins en el 2003). Y con
nombres como Pedro Martínez, Alex Rodríguez, Mariano Rivera y Carlos Ruiz,
entre otros, tenemos una representación latinoamericana decente (con todo y la
ausencia de venezolanos).

Con
actuaciones históricas de A-Rod, Chase Utley y (del lado negativo) Ryan Howard,
más el “show de Pedro” en el Yankee Stadium, ha habido de todo un poco en esta
postemporada y en esta Serie Mundial. Hay que valorarlo y apreciarlo.

Claro,
habrá de qué hablar en el invierno con las ligas caribeñas, los premios
individuales y los tantos rumores de cambio y firmas de agentes libres. Pero
tengo que confesar que me va a hacer falta la acción de Grandes Ligas, después
de una brillante temporada del 2009 que se cierra con broche de oro en esta
Serie Mundial.

 Hasta la Próxima, que sí será
Desde el Desierto

 

 

Buenas noticias para el negocio…

FILADELFIA -
Cae bien la noticia de que la Serie Mundial ha tenido un excelente rating en televisión
este año. Según los datos dados a conocer por Major League Baseaball, los
primeros cuatro partidos del Clásico de Otoño tuvieron un incremento de un 45%
en audiencia en comparación con el 2008. Y el Juego 4 fue el más sintonizado
desde el cuarto choque de la Serie del 2004, cuando los Medias Rojas amarraron
su primer título en 86 años al completar una barrida de los Cardenales.


Es bien
importante la popularidad del béisbol en televisión, y hay algunos factores que
pueden verse como motivos del aumento de la teleaudiencia este año.


Primero, y
lo más obvio: la presencia de los Yankees de Nueva York en este Clásico por
primera vez desde el 2003. Quieras o no, seas anti-Yanquista o Yanquista hasta la
muerte, los Mulos del Bronx “arrastran”, sin duda alguna.


Segundo, y
quizás algo que ha pasado un poco desapercibido, es el hecho de que la mayoría
de los partidos han empezado más temprano que en los últimos años. En vez del
primer pitcheo a las 8:40 Hora del Este, se han empezado a las 7:57 (con la
excepción del juego dominical). Veo bien importante esto, para que el
espectáculo se pueda disfrutar más en familia, es decir que sea un evento que
los niños puedan gozar y apreciar.


Es la misma
televisión que ha querido los juegos cada vez más tarde, para captar la
audiencia en el Oeste de los Estados Unidos con Hora del Pacífico. Pero muy
atinada fue la decisión de adelantar los partidos; creo que se ven los frutos
con la mayor audiencia ahora.


Claro, una
serie Yankees-Filis ayuda…


Hasta la
Próxima, Desde…El Desierto, seguro que sí.

Serie Mundial: Dos pesos pesados

NUEVA YORK -
Son pocas las veces en que ves dos equipos tan bien armados en una Serie
Mundial
.

Por un lado
tienes a los Yankees, la mejor escuadra que se puede comprar, con un talento
sin igual y con piezas que ahora encajan bien para producir las victorias
cuando más se vale. Por otro los Filis llegan con mucha experiencia en octubre
y un lineup que no tiene nada que envidiarle a la alineación de los Mulos.

Hay
diferencias en el pitcheo. La rotación de los Yankees cuenta con tres abridores
de una calidad incuestionable cuando se trata de CC Sabathia, A.J. Burnett y
Andy Pettitte. La de los Filis tiene mayor cantidad (Cliff Lee, Pedro Martínez,
Cole Hamels, Joe Blanton y J.A. Happ), pero aparte de Lee, ninguno de esos
nombres te motiva a decir la palabra “as”.

Para
muchos, el campeón del 2009 será el equipo cuyo bullpen se vea mejor en la
Serie Mundial.

Todos
sabemos que no fue la mejor temporada del taponero de Filadelfia, Brad Lidge,
pero éste sí rindió en las primeras dos rondas de los playoffs. Si continúa su
repunte de octubre, significará mucho para los Filis. El relevo intermedio
también tuvo altibajos en el 2009, pero contra los Dodgers sí se pudo con Ryan
Madson, Chad Durbin, Scott Eyre y Happ, entre otros.

En el caso
de los Yankees, nadie cuestiona la capacidad del panameño Mariano Rivera,
aunque haya permitido una carrera en el decisivo Juego 6 vs. Angelinos. La
interrogante es con Joba Chamberlain, Phil Hughes y el resto del relevo
intermedio, que se vio algo tambaleante en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.
Si esos dos lanzan como pueden, además de Dave Robertson, Phil Coke y el
dominicano Dámaso Marte, ahí los Mulos tendrán una clara ventaja.

Antes
cuando la gente me pedía pronósticos sobre un evento determinado, contestaba de
la siguiente manera, en tono de broma por supuesto: “Te tengo una primicia–el primero
en ganar cuatro juegos va a ser campeón”. Con eso quería decir que en realidad
ningún “experto” ni “técnico” sabe lo que va a pasar; eso es lo que más me
gusta del deporte y el único motivo de ver los partidos, precisamente el hecho
de no saber a ciencia cierta cuál puede ser el resultado.

Ahora bien,
si me obligan a dar un pronóstico–y parece que en estos menesteres hay que
hacerlo sí o sí–pues me voy del lado de los Yankees, precisamente por lo fuerte
que se ven en todos los renglones del juego ahora misma y la profundidad de su
talento.

Si ganan
los Filis, recuerden lo que afirmé sobre la incertidumbre del deporte…y si ganan
los Yankees, recuerden que soy un genio, un gurú infalible.

Hasta la
Próxima, Desde…¿Filadelfia?

 

 

 

Entre batazos y nevadas

MINNEAPOLIS  – Cuando llegamos  a la ciudad de Minneapolis, sede de los
Melizos de Minnesota, lo primero que nos llamó la atención fue el frío, con una
temperatura de unos 35 grados Farenheit.

Es decir,
si aquí no hubiera un estadio techado, los Mellizos y los Yankees estarían
jugando en ese frío.

A partir de
del 2010, los Mellizos jugarán al aire libre, ya que inaugurarán el Target
Field en el centro de Minneapolis en abril. Ya vimos el estadio y se ve bien
bonito, pero vaya, no sé cómo se jugará aquí en abril y octubre (y como MLB
insiste en poner la Serie Mundial cada vez más avanzado en el año, hasta
noviembre). Una nevada aquí en esos meses no es nada fuera de lo común.

Ya en estos
playoffs vimos la postergación de otro juego en Denver durante la serie entre
los Rockies y los Filis, por una nieve que cayó en esa zona de la montaña. Y el
día que se jugó el desempate aquí entre los Mellizos y los Tigres, hacía 39
grados Farenheit en medio de una fuerte lluvia.

Cuando los
Mellizos jugaron en postemporada en su antiguo Metropolitan Stadium (1965, 1969
y 1970), la Serie Mundial pocas veces se pasaba del 20 de octubre. Ahora es
bien diferente.

Uno sugeriría
que se jugara un poco menos en octubre, pero no se habla de eso, sino todo lo
contrario.

A pasar
frío entre batazos.

<!–
/* Font Definitions */
@font-face
{font-family:"Cambria Math";
panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4;
mso-font-charset:0;
mso-generic-font-family:roman;
mso-font-pitch:variable;
mso-font-signature:-1610611985 1107304683 0 0 159 0;}
@font-face
{font-family:Calibri;
panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4;
mso-font-charset:0;
mso-generic-font-family:swiss;
mso-font-pitch:variable;
mso-font-signature:-1610611985 1073750139 0 0 159 0;}
/* Style Definitions */
p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal
{mso-style-unhide:no;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
margin-top:0cm;
margin-right:0cm;
margin-bottom:10.0pt;
margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:Calibri;
mso-fareast-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}
.MsoChpDefault
{mso-style-type:export-only;
mso-default-props:yes;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:Calibri;
mso-fareast-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}
.MsoPapDefault
{mso-style-type:export-only;
margin-bottom:10.0pt;
line-height:115%;}
@page Section1
{size:612.0pt 792.0pt;
margin:72.0pt 72.0pt 72.0pt 72.0pt;
mso-header-margin:35.4pt;
mso-footer-margin:35.4pt;
mso-paper-source:0;}
div.Section1
{page:SectioHasta la
Próxima, Desde…la Región Norte

Se respira un aire positivo

NUEVA YORK – Siempre se habla del gran dinero que gastan los Yankees y la enorme presión de ganar un anillo de campeón.

Se habla de las expectativas, los tantos medios y lo exigentes que son los fanáticos.

Pero dos cosas me han llamado la atención en el Bronx: Lo relajados que
se ven los jugadores y con eso, una confianza que no pasa a ser
arrogancia, sino una creencia firme en sus habilidades.

YankeeStadium300x.jpg

Robinson Canó dice que “este equipo está fuerte”: claro que es obvio el talento, pero la forma en que lo expresa el dominicano es de alguien que sabe que ningún otro puede con los Mulos, como algo que deberían saber todos. Y no critica a los Mellizos ni a ningún otro, sino que sabe de lo que es capaz el equipo de Nueva York.

Hasta con la mini-controversia de los receptores boricuas Jorge Posada y José Molina, tampoco se percibe una mayor tensión en el clubhouse. Claro que Posada no está de lo más contento al no iniciar el Juego 2, pero no parece haber distraído a nadie en la meta de ganar.

Y cuando cuentas con personajes como Nick Swisher y Johnny Damon, que siempre ponen un aire leve en el conjunto, puede ser una química ganadora en esta edición de los Mulos, que son guiados por Joe Girardi, quien tiene amplia experiencia en la Gran Manzana y todo lo que conlleva eso.

¿Será algo auténtico que se percibe, o una simple corazonada mía? No sé qué es, pero se siente algo distinto en estos Yankees en comparación con los equipos que perdieron en primera ronda del 2005 al 2007…mantengan la sintonía.

Hasta la Próxima, Desde la Gran Urbe.

Fue una larga espera para los Mulos

NUEVA YORK
— Volviendo a postemporada después de un año de ausencia, los Yankees de Nueva
York se encuentran con la ventaja de casa–su nueva casa–para la Serie
Divisional de la Liga Americana, cada uno de los jugadores de los Mulos dijo lo
mismo al preguntársele lo siguiente: ¿Cuál es tu preferencia entre enfrentarte
a los Tigres o los Mellizos? La respuesta de todos fue, “No me importa”.

Puede ser
cierto…o puede ser simplemente la respuesta “estándar” para ese tipo de
preguntas. Ustedes pueden sacar sus propias conclusiones.

Pero algo
es cierto, aunque no lo quieran decir ni Joe Girardi ni los jugadores de los
Yankees: No puede ser fácil no saber tu oponente hasta menos de 24 horas antes
del primer partido.

Las
circunstancias del juego de desempate fueron bastante inesperadas: Primero,
estoy seguro de que los Yankees esperaban ver a Detroit hasta hace unos pocos
días, cuando se apretó de verdad la situación de la División Central. Y
segundo, debido a la casualidad de que los Vikingos de Minnesota del fútbol
americano de la NFL jugaban en casa el lunes por la noche, el partido decisivo
entre Mellizos y Tigres tuvo que jugarse el martes, y ¡terminó más tarde aún al
irse a extrainnings!

Los
enfrentamientos monticulares, saber quién va a lanzar tal día, poder anticipar
tu lineup ante uno que otro brazo…no puede ser fácil para los Yankees.

No estoy
diciendo que vaya a ser un factor determinante, pero es difícil creer que “no
les importa para nada”, sobre todo con la espera. Ya veremos si hay repercusiones para los Mulos en la
primera ronda.

Hasta la
Próxima, Desde…la Gran Urbe por ahora

 

 

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.